Recompensa a la eficacia

La corona será devuelta a la Virgen en un acto de “coronación no canónica” que tendrá lugar en la Plaza Mayor en el mes de marzo, según avanzó ayer el alcalde.

0

El Ayuntamiento concederá un reconocimiento honorífico, previsiblemente la medalla de honor de la ciudad, al Cuerpo Nacional de Policía por su eficacia en la investigación que ha permitido esclarecer el robo en el santuario de la Fuencisla, y detener ya a dos presuntos implicados, uno de ellos en las últimas horas, después de que se entregara el miércoles el primero, en el Juzgado número 5.

La junta de Gobierno local aprobó ayer una propuesta del Gobierno municipal para trasladar a la Comisión Informativa de Gobierno Interior y Personal, donde participan los tres grupos políticos (PSOE, PP e IU), para que se abra un expediente informativo y se determine que distinción entregará el Ayuntamiento , en virtud del Reglamento de Protocolo, Honores y Distinciones. Así lo anunció ayer el alcalde, quien aclaró que la Comisión determinará si los reconocimientos serán individuales, al equipo de agentes que participaron en la investigación o, de modo general, al Cuerpo de Policía Nacional.

Por otra parte, Arahuetes apuntó que el acto de coronación no canónica de la Virgen de la Fuencisla podría celebrarse en la Plaza Mayor en el mes de marzo. Al término de la junta de Gobierno local, el alcalde desveló una conversación con el obispo, Ángel Rubio, en el que le ofreció la Plaza Mayor como escenario para celebrar este acto. “Su idea era celebrar el acto en el santuario, pero en la iglesia apenas caben 300 personas (…) hay mucho fervor popular, yo le ofrecí la Plaza Mayor, donde miles de personas podrían acudir, además es el mismo lugar que acogió la coronación canónica de la Virgen a principios del siglo XX”, dijo Arahuetes, quien apuntó que el acto público y solemne podría tener lugar en el mes de marzo.

Aunque la Virgen de la Fuencisla luce corona desde 1613, momento en el que la imagen fue trasladada a su Santuario, recién construído, la coronación canónica no se produjo hasta tres siglos después, el 24 de septiembre de 1916, en un solemne acto en la Plaza Mayor, con la presencia de la infanta Isabel de Borbón.