Furgón de la Guardia Civil . / EFE
Publicidad

El Tribujal Superior de Justicia dde Castilla y León ha estimado parcialmente el recurso contra la sentencia de la Audiencia Provincial que condenó a un hombre, A.N.F., de 43 años, por un delito de tentativa de homicidio a la pena de siete años y seis meses de prisión y por dos delitos de lesiones a la pena de tres años de prisión por cada uno.

Así, ha revocado parcialmente la resolución de la Audiencia Provincia de Segovia y ha reducido a cinco años la pena de prisión impuesta por la tentativa de homicidio, frente a los siete años y medio de la sentencia de primera instancia, y a dos años cada una de las penas de prisión impuestas por los delitos de lesiones, al haber atacado con una navaja a otro hombre en un burdel, según Europa Press.

Los hechos se remontan al 23 de abril de 2016, cuando tuvo lugar en ese club una discusión entre el condenado y A.C.J. En el trascurso de la misma, A.N.F. sacó una navaja y se abalanzó contra el otro y lo alcanzó con el arma blanca. También hirió a otro hombre que se interpuso entre ambos para evitar la discusión.

Según el TSJCyL, los “nuevos hechos probados” indican que la grabación de las cámaras muestra al condenado con una navaja y “a distancia prudencial”, cuando la víctima “le tira un taburete a la cabeza”. Finalmente, éste asesta un navajazo “directo y deliberado” a A.C.J., lo que le hace “revolverse, arrojarle una mesa a la cabeza” y abandonar el local junto con los demás heridos.

El TSJ considera que las penas impuestas en primera instancia no se compadecen con la conducta de quien estuvo soportando una provocación hasta perder la paciencia y aceptar la riña. Ante esta nueva sentencia, cabe recurso de casación en la misma sala del TSJCyL.

Compartir