16_1-navas-de-riofrio
Una máquina con pala excavadora, un camión esparcidor de sal, y media docena de operarios del Área de Acción Territorial han trabajado unas 24 horas para limpiar las famosas curvas de Las Navillas. / E. A.
Publicidad

La carretera SG-V-7212, que comunica Hontoria con Otero de Herreros y que permite el acceso a Navas de Riofrío a través de las cercanas revueltas, ha quedado abierta a las 14.00 horas de este viernes después de permanecer cortada por la nieve y el hielo durante varios días. La Diputación asegura e una nota informativa que la localidad, “no ha estado incomunicada en ningún momento”, pues cuenta con un itinerario alternativo directo hacia la capital segoviana a través de la N-603 Segovia-San Rafael.

Una máquina con pala excavadora, un camión esparcidor de sal y media docena de operarios del Área de Acción Territorial han trabajado unas 24 horas para limpiar las conocidas como curvas de Las Navillas. Una buena parte de las labores de limpieza de la vía se ha tenido que hacer a mano dado lo cerradas que son las curvas y por su acusado peralte. El camión que reparte fundentes solo puede circular por el carril exterior por lo que el interior se ha tenido que liberar de nieve y hielo con una retroexcavadora, y esparciendo sal a mano, señalan fuentes de la institución provincial.

El diputado de Acción Territorial, Basilio del Olmo, se acercó ayer a comprobar el desarrollo de los trabajos, en una visita en la que le han acompañado el jefe del parque de maquinaria de Segovia, Julián Carlos García, y el capataz jefe de la zona de Segovia, José Antonio Esquivel.

Antes de reabrir la vía al tráfico, y una vez completados los trabajos de limpieza de la vía, un camión ha vuelto a esparcir sal por toda la carretera.

Los ‘saleros’

Otros cuatro equipos de la Diputación han trabajado este viernes por distintos lugares de la provincia repartiendo sal. Aunque el peligro por el hielo se ha rebajado considerablemente al subir las temperaturas, esa circunstancia propicia el deshielo y regueros de agua por la calzada que pueden helarse de forma puntual. Principalmente se ha esparcido sal por las carreteras que comunican las distintas localidades que componen el alfoz de la capital, y por la zona de Turégano.
La Diputación mantiene activo todo su dispositivo de vialidad invernal ante la previsión de que se produzcan nuevas nevadas en los próximos días. También los ‘saleros’ de sus tres parques de maquinaria (Palazuelos de Eresma, Sepúlveda y Cuéllar) se encuentran al cien por cien de su capacidad, con unas 350 toneladas almacenadas, para poder hacer frente a nuevas contingencias invernales.