«Si queremos que un país competitivo, hay que digitalizar»

Entrevista a Carolina Jeux, CEO de Telefónica Educación Digital. CEO de Telefónica Learning Services - Grupo Telefónica. Se unió a Telefónica en 2001, como CEO de Educaterra (hoy Telefónica Learning Services). Su reto actual es posicionar Telefónica como referencia en Educación Digital y elearning en el mercado mundial y, además, liderar la expansión de TLS en 4 nuevos países.

383

Esta edición del Hay Festival nos da la oportunidad de conocer más de cerca los avances de la Revolución Digital y los beneficios que produce en el mundo de la formación. El aprendizaje permanente, la ampliación del conocimiento en estudiantes y profesionales democratizando el acceso al conocimiento, así como los cambios necesarios en la mentalidad de la sociedad ante la educación como un proceso permanente y las herramientas que empresas y administraciones deben poner en funcionamiento para que el conocimiento sea accesible a cualquier hora y en cualquier lugar, serán los temas abordados por Carolina Jeux, ingeniera superior informática y CEO de Telefónica Educación Digital, quien posee una amplia experiencia en este campo.
Carolina Jeux intervendrá este domingo a las 13:00 horas, en la Sala Capitular de IE University, para comentar cómo la formación, tal y como hasta hoy la hemos conocido, ha pasado a ser historia, y cómo el futuro nos muestra un horizonte muy diferente que, para El Adelantado de Segovia ha resumido.

—¿Cuáles serán los temas que aborde en su ponencia, dentro de la programación de Hay Festival, en la sede segoviana del IE University…?
—Plantearé la idea de las nuevas necesidades educativas en el mundo digital. Vivimos en una época que, como todos escuchamos a diario, estamos en una Era Digital. Creemos que la educación es absolutamente clave en este momento porque, siempre es importante, pero ahora, por su especial significación, el nivel de urgencia es aún mayor. Además, en esta ponencia, también hablaré de qué podemos hacer alrededor de la educación digital en todas las etapas de la vida.

Una de las preguntas que voy a intentar contestar es “por qué creemos que la Educación Digital es clave para la transformación de la sociedad en esta Revolución Digital”, sobre todo, en un momento en el que, si queremos que un país se mantenga en el tren de la competitividad, es más importante que nunca que se suba al carro de la digitalización y, para eso, la educación es la forma pues, en esta Revolución Digital que va a generar muchísima riqueza, no se debe quedar nadie atrás.

—En este nuevo sistema que mueve el mundo, ¿dónde deberíamos hacer hincapié a la hora de formar a la gente?
—Es claro, hay que hablar de las distintas etapas educativas porque tiene que ser en todas. Desde la educación escolar, la Formación Profesional, todo lo que es Educación Universitaria y, una cosa que es muy importante en la que todos debemos tener conciencia, aunque se tenga una estupenda Formación Universitaria, vas a tener que reinventarte muchas veces a lo largo de los años porque, lo que llamamos nosotros Formación Corporativa o Formación a lo largo de toda la vida, va a ser más importante que nunca.

Hace 50 años te hacías con un título de Ingeniero y un Máster y tenías la vida resuelta. Tenías tranquilidad en cuanto a tu futuro, a poder desempeñar una carrera tranquila pero, ahora, los chicos que salen de la universidad… Hay informes que dicen que tendrán que reinventarse integralmente siete veces, y eso es un gran reto para nuestra sociedad. Habrá que darles herramientas a todos. Aparte de que nos motivemos y aprendamos a aprender, las organizaciones tendrán que poner herramientas para que esto ocurra.

—Este cambio será un gran reto porque si un universitario tendrá que reinventarse siete veces, ¿El sistema educativo actual tendrá que cambiar para adaptarse a esta nueva situación?
—Absolutamente. Ya han empezado a aparecer modelos como los Moocs (Masive Open Online Courses), cursos dirigidos a un número ilimitado de participantes a través de internet según el principio de educación abierta y masiva, y las plataformas que facilitan esa forma de acceder a aprendizaje de primera calidad y súper actualizado, permitiendo a la gente estar, continuamente al día de lo que va apareciendo. Ya está empezando pero, hay que movilizarlo entre todos.

En esta ponencia y presentación en Segovia, contaremos cosas que se pueden hacer para acelerar y concienciar para que todo esto pase en cada etapa de la vida. Por ejemplo, en el ámbito del sistema educativo, incorporar más lo que van ser los conocimientos y competencias prioritarias para la sociedad digital. Ahí tendremos que actualizar las currículas y preparar a nuestros niños en lo que realmente van a necesitar y, si no lo sabemos, tendremos que desarrollar las competencias porque dicen que el 65% de los niños que están en primaria, ahora mismo, trabajarán en carreras que aún no existen y, si es así, tendremos que enseñarles a desarrollar competencias como creatividad, trabajo en equipo, capacidad de aprender… Si no sabemos lo que vas a aprender, tendrás que motivarte, automotivarte y capacitarte continuamente a lo largo de toda la vida.

También tendrán que, con la evolución de la Inteligencia Artificial, aprender a comunicarse con las máquinas y, para eso, todo lo que es programación, robótica… tendrá que ser una materia clave.

—Para todo esto, ¿piensa que la sociedad está preparada?
—Estoy notando una toma de conciencia. Si te fijas en los periódicos, continuamente están contando la necesidad de ponernos al día para que, como país, seamos parte de esta revolución.
Yo percibo una mayor conciencia, hay mucho recorrido y, entre todos, tenemos que empujar mucho. Por ejemplo, entre el 3 y el 8 de octubre, estamos organizando un Foro para hablar de la Educación Digital porque lo que queremos es despertar el debate entre todos los agentes de la sociedad: Sociedad civil, el mundo docente, el mundo empresarial, la administración pública… Para que todos tomemos conciencia porque este ya es un tema de grandísima urgencia pues, los cambios que van a venir por la robotización y la Inteligencia Artificial, nos van a impactar en 20 o 30 años, no dentro de 200 años, no es ciencia ficción.

De momento vamos tomando conciencia pero ahora, lo que hay que hacer es transformarlo en acción.

—Y ponerse en marcha porque, hoy mismo he leído que, las nuevas profesiones que no van a tener paro, la próxima década son, por ejemplo: Arqueólogo Digital, Responsable de Relaciones Virtuales, Ingeniero de Carreteras Inteligentes…

—Totalmente. Todo el mundo está muy preocupado porque se van a perder muchos empleos pero, está claro que se van a crear otros nuevos. Lo que tendremos que hacer es facilitar a los jóvenes las nuevas preparaciones que estos empleos requieren. Por eso, una de las cosas que planteamos es facilitar la creación de nuevas curriculas en el ámbito universitario, en la formación profesional… Entre todos se pueden hacer cosas y eso es lo que hay que movilizar.

—Ha hablado del lenguaje con las máquinas, del lenguaje del siglo XXI ¿Será nuestro lenguaje de aquí a poco tiempo?
—No lo sé pero, tenemos que tener las herramientas para poder entenderlo y para preparar a los jóvenes desde pequeños para que sean capaces de crear ese pensamiento computacional , tener esa capacidad que, cuando se desarrolla desde pequeño, es una competencia más que se desarrolla.

Otro ejemplo en el ámbito escolar que es absolutamente clave es el papel del docente en la transformación. El poner ordenadores en las aulas, si al profesor no le capacitas, no le motivas, no le apoyas… se ha visto que no funciona demasiado bien. Hay que ayudar y acompañar al docente en todo este proceso dándole formación y ahí, hay ejemplos en plataformas como “Scolartic”, plataforma de formación para docentes, en la que tenemos 680 mil profesores que se están formando en nuevas tecnologías, en nuevas herramientas para conseguir que el proceso de aprendizaje sea mucho más motivador para los chicos. El que el docente se sume a este movimiento es fundamental, no se puede hacer de otra manera.

—Existen varias plataformas, en este caso estamos hablando de Scolartic pero hay otras destinadas a diferentes sectores, a los jóvenes, a las personas de habla hispana…

—Exactamente. Telefónica ha decidido que, como estamos participando en esta revolución digital y creemos que la educación es la vía para reducir la brecha que puede existir, ha puesto el foco en desarrollar, para distintos colectivos, plataformas que ofrezcan contenidos que les permitan subir. Tenemos ScolarTic, para docentes; STEMByme, dirigida a niños y jóvenes para que, de forma lúdica, aprendan a programar, a crear sus videojuegos, a alcanzar esas competencias necesarias en las que habrá oportunidades de trabajo.
Pero, también estamos pensando en la parte de ética de la Revolución Digital, hay muchas preguntas que van a surgir y para las que todavía no tenemos respuesta y es bueno involucrar a la sociedad, para que sean conscientes de lo que nos va a venir.
Otra plataforma que tenemos es Miriadax , una plataforma de Moocs, abierta, orientada a cualquiera que quiera aprender en español de la mano de las mejores Universidades que tenemos en toda la región, tanto en España como en América Latina. En esta plataforma tenemos cerca de seis millones de alumnos que se forman en las cosas más variopintas. Desde programación a neurociencia o, un curso sobre Velázquez que desarrollamos de la mano del Museo del Prado.
En definitiva, por un lado tenemos retos pero por otro, la tecnología ha abierto unas oportunidades que no nos podíamos ni plantear incluso quienes estábamos en el mundo de la educación digital hace 20 años y el ejemplo son los Moocs, porque ahora, estando en un pueblo remoto de Perú, puedes acceder al mejor profesor de la Politécnica o de donde sea para entender un tema de altísimo nivel, lo que da una flexibilidad y una democratización del acceso al conocimiento que es espectacular y, de hecho, en los Estados Unidos, donde el coste del acceso a la Universidad es tan elevado, los Moocs están revolucionando la forma de plantearse su educación porque, si en una plataforma me permiten formarme por 1.500 dólares y me devuelven el dinero si no encuentro trabajo en cuatro meses, ¿Estarán los jóvenes dispuestos a gastarse 70 mil dólares y endeudarse de una forma bestial?, evidentemente no.

—¿Así mismo se plantea el funcionamiento de la educación digital en España, las plataformas de las que estás hablando?
—En España tenemos la posibilidad de acceso a unas Universidades de alta calidad de una manera muy diferente a lo que es el modelo de los Estados unidos. Pero, creo que las universidades tienen que ponerse las pilas, y muchas ya lo han hecho, en el ámbito de la educación virtual porque, por ejemplo, existen universidades que utilizan estos Moocs incluso para sus propios alumnos. Si la ponencia que se expone en el Moocs ya ha sido grabada por parte del profesor y los alumnos van a clase habiendo escuchado el mensaje, el momento de encuentro entre profesor y alumnos se dedica a la exposición, al debate, al trabajo en equipo… A este modelo se le conoce como “Clase Inversa” porque vienes con la clase ya escuchada y aprovechas la parte presencial para compartir dudas.
También es una gran oportunidad para las universidades porque estamos viendo que las empresas, para mantener actualizados a sus trabajadores, están utilizando estas plataformas con cursos con contenidos de universidades y esto podría ser una nueva fuente de ingresos para ellas. Sin tener que hacer y vender un curso, tienes una plataforma con cursos a los que pueden acceder las empresas… Es una nueva forma de financiación para las universidades.

—Una pregunta muy práctica: ¿Este tipo de cursos va a tener un coste? ¿El coste lo asumirán las empresas? ¿Cómo va a ser?

—Eso dependerá. Existen infinidad de modelos. Los hay 100% gratuitos en los que solo tienes que pagar una cantidad muy reducida (unos 30 euros), por el certificado y, ese sería el caso de la plataforma Miriadax. Por otro lado hay modelos en los que pagas una cantidad, menor que la que se paga en los cursos de universidad pero, sí hay un cierto pago asociado. Luego hay modelos de tarifa plana, con un pago mensual (de 30 a 50 dólares al mes), accedes a una multitud de cursos.
Pero, lo que también queremos exponer es que el tema de la formación es una responsabilidad que vamos a tener que gestionar cada uno de nosotros. Tendremos un futuro u otro según lo que aprendamos pero, estos Moocs han conseguido democratizar el acceso al conocimiento de una forma espectacular.

—¿Todo esto ya está en marcha?
—Sí, los Moocs nacieron en el año 2012. Se pensó entonces que sería una moda pasajera y, la verdad ha sido que no, han venido para quedarse.
Se han realizado críticas sobre el “ratio de abandono” de los alumnos y, en nuestro caso, el ratio está bajísimo. En el mundo anglosajón calculan que el ratio de conclusión del curso es alrededor del 8% y en nuestro mundo iberoamericano estamos en el 23 o 24%, lo que demuestra que la gente es responsable con su formación. Además, hay un dato que es muy significativo, si se apuntan 30 mil personas a un curso, el hecho de que terminen un 23% de esa cifra es, una barbaridad.

Escuchando a Carolina Jeux parece que el horizonte se mueve, que la realidad de hace no tanto está cambiando por minutos y que lo que ayer era válido, hoy no lo es tanto. Habrá que concienciarse y aprender que como dijo don Hilarión en La Verbena de la Paloma: “Hoy las ciencias avanzan que es una barbaridad”.

Evento: La educación vista desde la Revolución Digital.
Sede del evento: Campus de Santa Cruz la Real, IE University, Sala Capitular
Domingo 23 de septiembre 2018, 13.30 h