Ejemplar adulto de aguilucho cenizo durante una de las camapañas de estudio y protección de este ave rapaz desarrolladas en años anteriores por parte de la Sociedad Española de Ornitología/ EL ADELANTADO
Publicidad

Las organizaciones SEO-Segovia, SEO-Guadarrama y otros colaboradores del nordeste de la provincia han comenzado la campaña de protección del aguilucho cenizo de este año. Con el apoyo de la Diputación de Segovia, iniciaron la búsqueda y protección de nidos de una especie fundamental para el control de las poblaciones de roedores en los campos.

La campaña de protección de esta ave se ha puesto en marcha desde el mes de abril y estará en activo hasta el final de la temporada de cosecha del cereal. El grupo local de la Sociedad Española de Ornitología (SEO Birdlife) en Segovia se ha encargado de coordinar las acciones al respecto, como lleva haciendo desde el año 2013 SEO-Segovia cuenta con la ayuda de miembros de SEO-Guadarrama y de otros voluntarios que actúan en la zona nordeste de la provincia, así como con el apoyo económico e institucional de la Diputación de Segovia.

Mientras, la Junta de Castilla y León, supervisa la campaña y concede los permisos necesarios para las diversas actividades que se realizan.

El aguilucho cenizo es una rapaz de mediano tamaño. Se distribuye por toda Europa, anidando en zonas húmedas y de pantanos. Sin embargo en la Península Ibérica habita en zonas de cereal a no más de 1200 metros, por lo que la provincia de Segovia es uno de los entornos más idoneos para esta especie.

Su alimentación está compuesta principalmente por pequeños roedores por lo que cumple una función importante para el sector agrícola ya que permite mantener el equilibrio ecológico en el campo.

Esta campaña está motivada por la necesidad de dfefender sus nidos. Se trata de un ave que vive entre los cultivos de cereal de secano (trigo y cebada principalmente) de manera que al recolectar el grano muchos de sus nidos son destruidos. Esto ha provocado una regresión en los hábitats agrícolas europeos por lo que, según SEO-BIRDLIFE, ha motivado medidas inmediatas y de manera urgente para su protección.

Según esta misma organización, la campaña de este año se podrá caracterizar por el progresivo conocimiento del terreno por parte de los voluntarios y la participación de los propios agricultores; «La colaboración de éstos, facilitando la tarea de los voluntarios, resulta crucial para la salvación de los aguiluchos».

Agricultores y voluntarios localizan los nidos y si lo consideran necesario instalan una malla rodeando este. Desde SEOBIRD afirman que esta acción «no supone ningún perjuicio para el agricultor que, en cualquier caso, recibe una compensación económica».

Las tareas de protección se complementan con actividades de educación ambiental en los colegios de los municipios con presencia de la especie. También se imparten charlas en las que se enseñan los rasgos más característicos para su identificación, las particularidades de su hábitat, la problemática que plantea su conservación y los detalles de la metodología empleada para protegerla.