12_1_basura-nerea
El servicio municipal de recogida de residuos y de limpieza viaria incluye el transporte de los restos orgánicos. / JUAN MARTÍN
Publicidad

El procedimiento para renovar el contrato de recogida de residuos y de limpieza viaria de la ciudad comenzará en breve. Al menos, la alcaldesa, Clara Luquero, ha informado de que el pliego ya está elaborado y se va a iniciar el expediente para la licitación de este servicio, una de las concesiones municipales más destacadas por el importe económico.

Luquero incluye “avanzar en la contratación” de este servicio municipal entre las prioridades del Gobierno municipal socialista para los meses que restan hasta que concluya el actual mandato corporativo, teniendo en cuenta que las elecciones municipales se celebrarán en mayo del año que viene.

Los proyectos más urgentes, a su juicio, son también la adjudicación del nuevo contrato del transporte urbano con autobuses, la aprobación del Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (PEAHIS), la elaboración del Plan Estratégico, el comienzo del proyecto Smart Digital Segovia, la ejecución de inversiones estimadas en más de tres millones de euros en la mejora de espacios públicos, la reanudación de las obras del edificio del Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT), el colofón del proyecto cultural ‘Constelación Machado’ y la consecución de la nueva Casa del Deporte.

Sobre esta última, la alcaldesa recuerda que se trata de “un compromiso electoral que tenemos que poner en marcha también en estos meses”.

Autobuses

En cuanto al procedimiento abierto para licitar el próximo contrato de los urbanos —el actual está prorrogado desde hace dos años— la responsable del gobierno municipal avanza que en estos días se está terminando la valoración de los tres proyectos presentados por las tres licitadoras y que “lo antes que podamos habrá que convocar la Mesa de Contratación para que el técnico informe sobre los mismos y para abrir el tercer sobre, el de la oferta económica”.

A partir de ahí el procedimiento avanzará con más rapidez, según Luquero, porque se trata de un dato más objetivo a la hora de hacer la evaluación, y solo quedaría la adjudicación conforme a la puntuación obtenida.

Sin embargo, la regidora cuenta con que se presenten nuevos recursos “visto como evolucionan ahora mismo todos los procedimientos de contratación, porque la empresa que se lleve el contrato estará contenta y las otras dos recurrirán; es lo que está pasando y habrá que esperar otro mes o mes y medio hasta resolver el recurso”.

En cualquier caso confía en poder llevar a cabo todas las prioridades que detalla, aunque en cuanto a la aprobación del PEAHIS, apostilla que es de la Junta de Castilla y León —principalmente a través de la Comisión regional de Patrimonio Cultural, cuyo informe es preceptivo y vinculante— de quien depende la tramitación final hasta la aprobación definitiva del plan. Hay que esperar a si informa “en el plazo máximo que tiene para hacerlo, en el mínimo o si requiere más documentación y obliga a trabajar algún mes más a los técnicos”.

Por otra parte, Luquero explica que la función ejecutiva de los alcaldes está limitada y hay un periodo, en el que están en funciones, durante el cual no pueden tomar determinadas decisiones. “Luego está la delicadeza democrática de cada uno; por ejemplo, en mi caso si hay que aprobar convenios que afectan a otro mandato corporativo, lo limito; si se quiere hacer por tres años digo que por uno porque el nuevo Gobierno municipal tiene que tener capacidad para tomar decisiones, aunque sea legal”.

Compartir