Preocupación vecinal por la caída de un muro interior de la relojería Barrio

La pared derrumbada comparte espacio con el hotel Victoria y diversos establecimientos hosteleros de la Plaza Mayor. El Consistorio estudiará hoy la situación y las medidas a tomar

39

Poco después de la que alcaldesa anunciara ayer que el Ayuntamiento de Segovia ha iniciado el procedimiento de venta forzosa del antiguo hotel Victoria, para poner fin a su situación de ruina, se caía una pared interior del inmueble que comunica dicho hotel con la relojería Barrio, negocio también cerrado y abandonado, colindante con el hotel.

Pasaban unos minutos de las once y media de la mañana, cuando los vecinos notaron un gran temblor. El ruido y la polvareda en la parte posterior de los inmuebles de la plaza —en la parte derecha, mirando de frente a la Casa Consistorial— hizo temer algo más grave, pero finalmente, pasados los primeros momentos de desconcierto, los vecinos comprobaron que se había derrumbado un lienzo superior de la pared que comparten el hotel Victoria y la relojería Barrio. Según un hostelero de la zona, conocedor de los inmuebles, la parte derrumbada pertenecería a la relojería Barrio. El lienzo ya llevaba varios meses desprendido y separado de las vigas, como puede comprobarse en las imágenes tomadas hace algunas semanas.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento no pudieron confirmar ayer este punto y aún se duda si formaba parte del hotel o de la relojería, aunque hoy será aclarado, según explicó el concejal de Urbanismo, Alfonso Reguera. Y es que esta mañana, como muy tarde, está previsto que los técnicos municipales puedan acceder al espacio —el hueco que quedó tras el derribo de parte del hotel Victoria, tras los trabajos de consolidación de lo que aún queda de dicha construcción— para comprobar el estado de los inmuebles, la propiedad de la pared que se cayó ayer y las medidas que hay que tomar a continuación.

“Como ha sido en la parte interior y no ha habido daños, hemos pedido permiso a la propiedad [del hotel Victoria] y entiendo que mañana por la mañana [por hoy], porque no hay daños estructurales, podremos entrar en el espacio para evaluar”.

No se actuó de urgencia porque, “con lo que se ha hecho [las obras de consolidación del viejo hotel] y con un tiempo seco, además, sin lluvias que hagan avanzar aquello y crear más problemas, entendemos que no hay más riesgo de derrumbe, pero hay que evaluarlo y mañana [por hoy] lo más tarde posible”, insistió Reguera.

Situación preocupante Para los vecinos y hosteleros de la zona, la situación de los inmuebles abandonados en la Plaza Mayor es preocupante desde hace mucho tiempo. De hecho, son muchos los escombros que se acumulan en el hueco dejado por el hotel Victoria en la parte trasera de los edificios de la Plaza Mayor.

No es la primera vez que la caída de cascotes asusta a quienes allí viven y trabajan, confesaban ayer algunos de los afectados, quienes criticaban además el “abandono total” de estos edificios, con ventanas rotas y cristales que se rompen, grietas que aparecen en las paredes, etcétera.

Afortunadamente, ayer no hubo que lamentar daños personales, ya que nadie se encontraba en el espacio al que cayó la pared y no afectó a la estructura de los inmuebles colindantes, aunque los vecinos temen que algún día suceda algo peor.

Hoy por la mañana, tras el estudio de la zona por parte de los técnicos, se conocerá el alcance de los daños causados ayer por el lienzo caído y las medidas que el Ayuntamiento determina al respecto para evitar hechos similares en el futuro.