9_1_bus-kam
Una persona aparece junto al habitáculo del conductor en al autobús accidUna persona aparece junto al habitáculo del conductor en al autobús accidentado el día 14 en Vía Roma. / KAMARERO
Publicidad

El Grupo Municipal Popular exige explicaciones a la alcaldesa en relación con las denuncias del Comité de Empresa de Urbanos de Segovia que apuntan a un fallo técnico en el autobús accidentado el día 14 en Vía Roma que pudiera haber evitado que el vehículo emprendiera la marcha cuando la conductora se encontraba fuera del vehículo.

Aunque el PP continúa apostando por la prudencia, al menos hasta que la investigación policial dilucide las causas que llevaron al vehículo a recorrer varios metros cuesta abajo y descontrolado por la Vía Roma, y los concejales del principal grupo de la oposición municipal aclaran que no quieren “señalar culpables antes de tiempo, ya que a pesar de que las consecuencias no fueron excesivamente graves, el suceso pudo haber alcanzado unas dimensiones dramáticas”, reconocen también “no poder permanecer indiferentes a las serias acusaciones realizadas por el Comité de Empresa de Urbanos de Segovia al equipo de Gobierno por el estado de la flota de autobuses, en las que se llega a afirmar que el autobús accidentado, al igual que otros de la flota, sí tienen averías que pueden afectar a la seguridad”.

Para esta formación “si es cierto lo que indica el Comité de Empresa, es innegable que alguien del equipo de Gobierno de Clara Luquero o la propia alcaldesa, debe dar la cara y asumir responsabilidades porque en ese caso están mintiendo al afirmar que el vehículo funcionaba correctamente”.

Para la portavoz del PP, Raquel Fernández, “es de sobra sabido que este Gobierno socialista tiene excusas para todo, pero cuando éstas sobrepasan la línea de seguridad del ciudadano, se está jugando con fuego”.

Fernández, además, insiste en el gran número de veces en el que desde el grupo mayoritario de la Oposición se ha instado a una mejora del mantenimiento del servicio, habiéndose incluso aprobado en el Pleno del mes de mayo una moción al respecto, y recuerda cómo en reiteradas ocasiones se ha preguntado por el seguimiento del cumplimiento del contrato sin obtener respuesta alguna.

De este modo, “si tal y como señalan los conductores, todos los días salen a trabajar autobuses que tienen averiado el sistema de seguridad que impide al conductor abrir la portezuela de su habitáculo sin haber puesto el freno de estacionamiento, está claro que alguien no está haciendo su trabajo o que lo está haciendo mal”, añade.

Precipitación

Por su parte, Izquierda Unida critica la precipitación del equipo de Gobierno “a la hora de exponer sus conclusiones sobre el accidente” con la investigación aún abierta y añade que asegurar que no hubo fallo mecánico es por lo menos temerario. Recuerda que “se emitió un breve comunicado en redes sociales pocas horas después del siniestro”.

IU, que entiende que este suceso no debe utilizarse como arma política por la oposición o por el Gobierno municipal, anuncia que se reunirá con conductores del servicio que han señalado que si hubieran funcionado los diferentes sistemas de seguridad el accidente no hubiese ocurrido.

La formación dice que esperará a la conclusión de la investigación y, con todos los datos encima de la mesa, pedirá explicaciones o responsabilidades si fuese necesario.

Compartir