El PP arranca un compromiso para hacer accesibles más pasos de peatones

La moción de los populares abrió también un debate sobre la toma de decisiones por el Consejo municipal de Accesibilidad

160

El PP consiguió arrancar el compromiso de la corporación para mejorar la accesibilidad en los pasos de peatones de la ciudad, una propuesta que recibió el apoyo del resto de la corporación, salvo el edil de IU que tuvo que ausentarse del Salón de Plenos. Sin embargo, en el debate de la moción surgió otro sobre el papel que cumple el Consejo municipal de Accesibilidad.

El concejal del Grupo Popular Juan Antonio Miranda recordó la normativa vigente en materia de accesibilidad, además del Plan Integral de Accesibilidad del propio Ayuntamiento de Segovia que, a su juicio, “está guardado en algún cajón” y afirmó que “hay un montón de pasos de peatones que no son accesibles”, al tiempo que mostraba fotografías de algunos de ellos, como el más reciente, en la calle Doctor Sancho, en el entorno del Hospital de la Misericordia u otro de la calle de Santa Catalina, obstaculizado en un extremo por vallas.

Este edil insistió también en el cumplimiento de la normativa en cuanto a rebaje de bordillos, el relieve de las propias franjas de los pasos o los vados y concluyó que “hay que tomarse un poco en serio la accesibilidad cotidiana”.

La propuesta de resolución incluía como tercer punto “dar traslado de la propuesta al Consejo de Accesibilidad” y fue el portavoz de Centrados en Segovia, Cosme Aranguren, quien en su intervención abrió el debate sobre la función de este órgano consultivo municipal, al decirle a Miranda que quizá debería colocar ese punto en primer lugar o incluso dejarlo como único punto “porque el equipo de Gobierno parece que al único que hace caso es al Consejo y las mociones de la oposición no valen”.

La concejala de Obras, Paloma Maroto, insistió en que lo más conveniente es que este Consejo municipal sea el que fije las prioridades a abordar para mejorar la accesibilidad en la ciudad y recordó que precisamente es este órgano el que ha decidido que 200.000 euros consignados en los presupuestos para este tipo de actuaciones se destinen a la adaptación del Centro de Recepción de Visitantes a la accesibilidad universal.

Comentó también que todos los años el Gobierno municipal socialista reserva 25.000 euros en el presupuesto para actuaciones de accesibilidad que se suman a las que se realizan cuando se acometen obras o las realizadas por las cuadrillas de verano o por los propios operarios municipales, por ejemplo en el rebaje de bordillos de escasos centímetros.

Se mostró partidaria de incrementar esa partida “a 30.000 ó 40.000 euros” porque reconoció que hay pendiente muchas actuaciones en materia de accesibilidad.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, María José García Orejana, considera que debe ser, como hasta ahora, el Consejo de Accesibilidad quien fije las prioridades en la ciudad, y entiende que no es una suplantación de la función de la corporación, que fija la cuantía de las partidas que se destinan a estas mejoras y las acomete cuando tiene disponibilidad. Por otro lado pidió al Gobierno municipal que sea más ambicioso e incremente la dotación presupuestaria en los próximos años.