policias-pleno
Los policías municipales se manifestaron en el pleno de marzo contra Reguera por sus declaraciones. / E. A.
Publicidad

El estado de ánimo del otro protagonista de esta historia, el agente de la Policía Local que ha interpuesto la denuncia contra Alfonso Reguera por los hechos acontecidos el pasado viernes, justo antes de comenzar el acto inaugural de las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro, reconoce que su estado anímico no es bueno y que durante los últimos días, desde que tuvo lugar la tensa conversación entre ambos, “lo he pasado muy mal”.

Pero, asegura Ángel González —quien además es representante del CSIF de la Policía Local— que seguirá adelante con la denuncia, aunque ayer se especulara con la posibilidad de que podía retirarla, ya que el todavía entonces primer teniente de alcalde le había presentado sus disculpas por los hechos. “La denuncia está puesta y voy a seguir adelante”, dice, “las disculpas las he recibido, pero no digo que las acepte ni que las rechace, digo que las he recibido y soy coherente con lo que he hecho y sigo para adelante, porque yo he hecho una labor policial en el ejercicio de mis funciones”, insiste.

Asimismo, asegura estar “tranquilo”, porque “creo que policialmente he actuado de forma correcta, de acuerdo al derecho y a la ley”, aunque a la vez se muestra temeroso de las posibles represalias que puedan tomarse en su contra.

En cuanto a las repercusiones políticas que su denuncia ha tenido para el hasta hoy primer teniente de alcalde y portavoz del equipo de Gobierno socialista, explica que “eso se escapa de mi mano”, pero insiste en que “con cualquier ciudadano habría hecho lo mismo”, es decir, que no interpuso la denuncia contra Reguera por ser Reguera, sino por los hechos en cuestión, porque se sintió realmente amenazado.

Por todo ello, concluye González, “mi estado anímico no es el deseado, lo he pasado mal y me temo que me queda aún por pasarlo mal”. Aunque en estos momentos cuenta con el apoyo de sus compañeros de profesión, que no han dudado ni un momento de la versión ofrecida por el agente y han presentado varios manifiestos en su favor y solicitando la dimisión de Alfonso Reguera como concejal del Ayuntamiento de Segovia.

SINDICATOS Así, los representantes sindicales de CSIF —agrupación a la que pertenece Ángel González—, CCOO, UGT y SPPMCyL han hecho público un comunicado en el que muestran su solidaridad con el agente “agraviado por las manifestaciones del señor Reguera”.

“Este nuevo incidente protagonizado por el concejal de Hacienda y Urbanismo se lleva a cabo contra un miembro del Cuerpo de la Policía Local en un acto de servicio y relacionado con su condición de delegado sindical del CSIF, por lo que el agravio es extensible al resto de compañeros, así como un intento de coartar la labor sindical”, continúa el comunicado.

Por todo ello, “solicitamos al señor Reguera que dimita de su cargo como concejal del Ayuntamiento de Segovia, al no considerarlo digno representante de los segovianos. Entendemos que su cargo político es incompatible con su actitud pública, habiendo sobrepasado en numerables ocasiones la falta de educación el respeto mínimo que le es exigible a un representante público”.

Asimismo, piden a la alcaldesa, Clara Luquero, “como máxima autoridad municipal y máxima responsable jerárquica de la Policía Local, el cese en sus funciones del señor Reguera. No puede mantener en el cargo a un concejal que, con sus acciones y manifestaciones, denigra y menosprecia a los trabajadores municipales. Mantener al señor Reguera como representante público es avalar y respaldar su actitud y, por lo tanto, sería partícipe de sus consecuencias”.

Los sindicatos quieren también que el resto de concejales del equipo de Gobierno socialista “se desmarquen públicamente de la actitud mostrada por su compañero político y promueva internamente la destitución de este, por el bien de la ciudad, de su grupo político y de todos los ciudadanos”.

Compartir