Uno de los camiones de recogida de la concesionaria actual. El Ayuntamiento prevé la renovación de la toda la flota. / Nerea Llorente
Publicidad

Podemos Segovia cuestiona la ampliación del periodo de vigencia del próximo contrato del servicio municipal de recogida de residuos sólidos urbanos y de limpieza viaria hasta los diez años, en lugar de los ocho previstos inicialmente, y considera que puede tratarse de una medida para evitar renovaciones “en etapa electoral”.

Así lo señala la formación morada en una nota de prensa en la que también indica lo que considera deficiencias en el pliego que regula el procedimiento de licitación, actualmente en marcha ya que el pasado lunes concluyó la fecha de presentación de ofertas por parte de las empresas interesadas en hacerse con este contrato millonario.

Desde Podemos recuerdan que en octubre de 2017 los responsables municipales, con la alcaldesa, Clara Luquero, a la cabeza, presentaron las líneas principales del futuro contrato y en ese momento se anunció que el periodo de vigencia sería de ocho años.

Este partido, que actualmente no tiene representación en el Ayuntamiento de Segovia, considera injustificada la ampliación a dos años más aunque el Gobierno municipal ha explicado que se debe al periodo de amortización de los nuevos vehículos eléctricos y de gas que la empresa adjudicataria tendrá que incorporar al servicio.

Podemos afirma que la diferencia entre el coste de estos vehículos y los tradicionales “no es significativa”, sostiene que el coste total de las inversiones “no supone más del 12% del canon actual” y echa de menos un estudio para “mantener el uso de los vehículos auxiliares y contenedores que se encuentran en óptimas condiciones” y abaratar así el coste del nuevo contrato.

Estas circunstancias hacen que la formación desconfíe de los motivos del equipo de Luquero y cree que puede deberse a la “comodidad” del Gobierno municipal para evitar renovaciones del contrato en etapa electoral.

En cuanto a otras deficiencias en el pliego, señala recortes en las frecuencias de recogida de residuos en polígonos industriales, zonas periurbanas y de menor densidad, donde pasarán de ser diarias a tres días a la semana.

Además, Podemos apunta que no se ha incluido la inversión de la implantación del quinto contenedor ni referencias a la aplicación de la normativa europea que obliga a reciclar un alto porcentaje de residuos de cara ya al año 2020.

Otra cuestión importante para este partido en Segovia es lo que considera falta de definición de la carga de trabajo real de la plantilla, “un riesgo”, dice, por la libertad de maniobra que deja a la empresa concesionaria.