Natalia del Barrio, procuradora de Podemos Segovia. / KAMARERO
Publicidad

Natalia del Barrio, procuradora de Podemos Segovia, aprovechó su primera comparecencia en el nuevo año para denunciar los incumplimientos de la Junta con la provincia de Segovia durante el último ejercicio.

En este sentido, destacó la problemática del agua, que perjudica a muchos municipios cada verano, cuyos vecinos se quedan sin agua potable al verse esta contaminada por nitratos. Del Barrio recordó que desde 2009 no se ha actualizado el Decreto de Zonas Vulnerables a la contaminación de las aguas por nitratos, aunque en 2017 se hizo un borrador en el que se determina que hay más de un centenar de municipios en la provincia susceptibles de sufrir este problema, repartidos entre las zonas declaradas de Arenales, Cantimpalos – Segovia y Páramo de Cuéllar.

“De 24 municipios que había en el Decreto aprobado en 2009 se pasa a 127 en el borrador de 2017, que son casi el 50 por ciento de los municipios de Segovia. Es un problema al que la Junta de Castilla y León no está haciendo frente, porque, a parte de no publicarse el Decreto, no se han ejecutado las partidas presupuestarias destinadas a la eliminación de nitratos, lo cual creemos que es un abandono flagrante de un derecho fundamental que está afectando a muchos vecinos de la provincia de Segovia”, aseguró la procuradora.

INFANCIA Y TERCERA EDAD Asimismo, denunció Del Barrio “la falta de políticas que ha habido para los niños y, por lo tanto, con la corresponsabilidad. Desde 2017 hay una iniciativa de Podemos y de Izquierda Unida para que se meta en el plan de inversiones sociales prioritarias una escuela infantil, porque en la actualidad la ciudad de Segovia solo tiene una escuela infantil con 61 plazas, lo que supone el 1,3 por ciento de plazas para los niños que hay”.

Y en cuanto a la tercera edad, destacó “el incumplimiento que ha tenido el PP en la Junta con los mayores de la provincia”, al no dotar de más personal la residencia Asistida, a pesar de que “los sindicatos han denunciado la falta de personal” en reiteradas ocasiones y “sabemos que en el 80 por ciento de las ocasiones la plantilla está bajo mínimos”.

“Creemos que si es una residencia viva, en la que van entrando y saliendo personas de diferentes grados de dependencia y cada vez con mayor grado de dependencia, la Consejería de Familia se debería plantearse hacer una bolsa viva como existe, por ejemplo, en la Gerencia de Sanidad”, añadió.

Por último, denunció “la falta de inversión y de ejecución presupuestaria en el mantenimiento de infraestructuras de carreteras, como por ejemplo la Cl-607 y la SG-145, en las cuales no se ha ejecutado ni un solo euro y ya sabemos cómo están esas carreteras”.