El pleno debate el viernes la adjudicación del contrato de los urbanos

El orden del día incluye la toma de posesión del edil socialista Ángel Berbel, un convenio urbanístico con la propiedad del Hotel Cándido y la adhesión a redes de ciudades saludables

281

Es casi seguro que el concejal de Tráfico, Transportes y Movilidad, Ramón Muñoz-Torrero, pasará un mal rato este viernes en el pleno ordinario del mes de octubre, cuando la corporación debata la adjudicación del contrato de los autobuses urbanos. Todo apunta a que el dictamen se aprobará pero no sin que antes los portavoces de la oposición critiquen la gestión de los socialistas en este asunto, como han venido haciendo casi desde 2016.

El portavoz socialista, Jesús García Zamora, que ha dado a conocer los asuntos más relevantes del orden del día de la sesión plenaria que comenzará a las 9 horas del día 26, recuerda que la Mesa de Contratación ha propuesto a la empresa Corporación Española de Transportes, del grupo Avanza, para hacerse con este contrato millonario (el valor estimado para los diez años de vigor se acerca a los 70 millones de euros).

Reconoció que, a partir del visto bueno del pleno y la comunicación a las licitadoras de esta situación, se abre el plazo para que las otras dos empresas que han participado en el procedimiento de licitación puedan presentar, si lo consideran conveniente en el ejercicio de sus derechos, el correspondiente recurso, si bien bromeó al decir “vamos a intentar no nombrar mucho la sangre para que no aparezca el vampiro”.

García Zamora comentó que “creemos que en breves fechas, una vez que concluye el procedimiento de licitación, la ciudad podrá tener esas mejoras en un servicio público fundamental y en el que el Grupo Municipal Socialista siempre ha hecho esfuerzos para mejorarlo, tanto en cuanto a los vehículos, como a las frecuencias”.

Izquierda Unida

Poco después de la comparecencia de García, el portavoz de IU en el Ayuntamiento, Ángel Galindo, anticipaba lo que puede pasar en el pleno y avanzaba que, aunque el nuevo contrato incorporará mejoras en el servicio de transporte, “llega con tres años de retraso” y el proceso ha adolecido de “una falta de participación clarísima”, teniendo en cuenta que el periodo de vigencia es de toda una década y no se ha consensuado ni con el resto de grupos políticos de la corporación ni con la sociedad: conductores, comercio, etc.

Galindo añade que también se ha perdido la oportunidad de incorporar vehículos híbridos, menos contaminantes, para cuya compra se podía haber optado a ayudas de la Unión Europea, como están haciendo otras ciudades. Solo dos de las tres licitadoras se comprometieron en su oferta de mejoras a probar los autobuses híbridos “pero de una forma vaga, sin fijar un plazo”, insiste.

Otros asuntos del pleno serán la toma de posesión del concejal Ángel Berbel, tras la salida de José Bayón del Grupo Socialista para incorporarse a un organismo del Ministerio de Industria; la adhesión del Ayuntamiento al Consenso de Shanghai, sobre ciudades saludables, y al Pacto de Política alimentaria de Milán, y la aprobación definitiva de un convenio con la propiedad del Hotel Cándido, que supone la modificación parcial del PGOU para mejorar la edificabilidad de la parcela, situada junto a las avenidas Gerardo Diego y Don Juan de Borbón, a cambio de zonas verdes y viales para el municipio.

Mociones

El orden del día del pleno que se celebrará el próximo viernes 26 incluye el debate de seis mociones: dos de IU, una sobre mejora de la seguridad vial en los accesos al recinto amurallado desde el valle del Eresma y otra sobre el uso de la antigua sede del INSS; dos de Centrados en Segovia, una sobre vertidos de purines y residuos de origen ganadero y agrícola y otra sobre asesos públicos; una de Ciudadanos para que la estación de autobuses permanezca en su emplazamiento actual y otra del Partido Popular para que se revise el estado de los pasos de peatones y se mejoren.

El portavoz socialista, Jesús García Zamora, explicó ayer que las diferentes concejalías afectadas están estudiándolas, aunque ya adelantó que hay algunas cuestiones con las que su grupo no está muy de acuerdo.