Nevada desde mirador de la Canaleja
Vistas panorámicas desde el mirador de la Canaleja, protegidas en el PEAHIS. / Nerea Llorente
Publicidad

La corporación municipal celebró ayer una sesión informativa de la Mesa del PEAHIS, en la que los grupos políticos conocieron las modificaciones y añadidos que se han incorporado de la mano del equipo que ha trabajado en los últimos meses en el documento de planeamiento urbanístico. Además, el concejal de Urbanismo, Alfonso Reguera, ha trasladado ya algunos plazos para su tramitación como que será en el pleno del mes que viene o como tarde en el de marzo cuando se aprobará este Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia.

A partir de esa aprobación, para la que se ha buscado el mayor consenso posible con organismos públicos implicados, comenzará la tramitación administrativa que conducirá a su aprobación definitiva.

Reguera no se atreve a ofrecer un plazo para la entrada en vigor del PEAHIS “porque no depende de nosotros”, dice, ya que es necesario que entidades como la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Junta, la Confederación Hidrográfica del Duero o Telecomunicaciones, remitan un informe sectorial sobre el documento y tienen un máximo de tres meses para hacerlo.

Además es preceptivo el informe favorable de la Comisión de Patrimonio Cultural de Castilla y León y si plantease algún cambio de calado podría llevar su tiempo adaptar el documento.

Al edil socialista le gustaría que fuese antes del verano pero podría ser después y, en cualquier caso, considera que no se trata ahora de fijar plazos sino de saber que se ha hecho el trabajo que era necesario, por lo que también agradece la colaboración tanto de la Comisión Provincial de Patrimonio como del Servicio Territorial de Cultura de la Junta.

El primer paso a nivel político será la celebración en el Ayuntamiento de una comisión especial de Urbanismo, que Reguera quiere convocar a finales del mes de febrero.

Desde el principal grupo de la oposición, su portavoz, Raquel Fernández, se mostraba ayer optimista porque considera que con el trabajo realizado por el nuevo equipo en los últimos meses el documento inicial “se ha modificado mucho y para bien”.

Admite que la reunión celebrada ayer en la Mesa del PEAHIS ha conseguido cambiar sus expectativas hasta entonces poco proclives a pensar que el Plan iba a aprobarse en este mandato corporativo.

“Me siento bastante contenta de que no vaya a ser así como política, como arquitecta y como segoviana”, ha señalado la concejala a El Adelantado, ya que el Grupo Popular ha criticado duramente el retraso en la puesta en vigor de un planeamiento urbanístico fundamental para la ciudad.

En su opinión se ha adaptado tanto a la normativa como a la realidad de las áreas históricas. Advierte, sin embargo, que no ha revisado todo el Plan pero sí le ofrecen confianza las explicaciones ofrecidas por quienes han estado trabando en él últimamente.

Desde el equipo de Gobierno, el concejal del área insiste en que se trata también de resolver las alegaciones que se presentaron cuando el documento inicial estuvo en exposición pública y aunque, tras su aprobación por el pleno, volverá a someterse a información y podrán presentarse nuevas alegaciones, el equipo actual se ha adelantado para que su resolución no se demore más de lo razonable.

Por otro lado, todavía están pendientes dos convenios urbanísticos a incluir en el PEAHIS, uno relativo a una parte de la calle Antonio Machado y otro a un tramo inicial de Vía Roma, mientras que el Obispado ha dado el visto bueno al convenio a suscribir con el Ayuntamiento, solo a falta de la firma.

Último trimestre

A principios de este mes de enero, la alcaldesa, Clara Luquero, manifestó que esperaba que “en el último trimestre del año, hay previsiones más optimistas pero yo me conformo con que sea en el último trimestre del año, tengamos definitivamente el PEAHIS”.

Aprobado inicialmente en diciembre de 2015, este Plan Especial recibió cerca de 300 alegaciones, algunas de peso como las planteadas por el Colegio de Arquitectos o la Academia de Historia y Arte de San Quirce.

La propia Dirección General de Patrimonio Cultural de la Junta detectó deficiencia que ha habido que subsanar.

Una vez en vigor afectará al 12% del término municipal en una ciudad declarada por la UNESCO Patrimonio Mundial. Comprende el recinto amurallado, entorno del Acueducto, barrios de San Lorenzo y Santa Eulalia, los parajes pintorescos y las vistas panorámicas del Alcázar, la Canajela y el Postigo.