Piden la dimisión de Muñoz-Torrero por el retraso en los nuevos autobuses

Izquierda Unida y UPyD consideran que el concejal debe dejar su cargo por “la mala gestión” realizada en el pliego de contratación. El PP culpabiliza a todo el equipo de Gobierno

La relación entre el equipo de Gobierno socialista y los grupos de la oposición comienza a tensarse en torno al pliego de condiciones que regirá el nuevo contrato del Servicio de Transporte Urbano de la ciudad. Los retrasos son ya, para el Grupo Municipal Popular, Izquierda Unida y UPyD – Centrados en Segovia, un ninguneo y comienzan a exigir responsabilidades.

Por ello, Ángel Galindo, portavoz de Izquierda Unida en la corporación, pide la dimisión de Ramón Muñoz-Torrero como concejal de Tráfico, Transportes y Movilidad “por la mala gestión y los continuos retrasos en la elaboración del pliego”. A esta petición se suma también el grupo de UPyD – Centrados en Segovia, porque “él es el responsable directo”, dice Cosme Aranguren, aunque “quien está por encima de él es el presidente de la Comisión Informativa de Urbanismo, Alfonso Reguera, y tampoco estaría mal que asumiera algún tipo de responsabilidades, no sé si en la gestión del pliego pero sí en su verborrea; y por encima de ellos está la señora alcaldesa que también tiene responsabilidad política”, añade.

Los populares no se suman a la petición de dimisión de Muñoz-Torrero, porque “la mala gestión es del equipo de Gobierno de la señora Luquero”, según Raquel Fernández, portavoz del grupo, quien añade que “debieran de haber empezado a trabajar en el contrato de los autobuses antes de finalizar el anterior mandato corporativo. Es algo bastante grave el haber estado más pendiente de ganar unas elecciones que de gestionar la ciudad y los ciudadanos son perfectamente capaces de vislumbrar la responsabilidad que tiene cada concejal”.

Lamenta Fernández que “la alcaldesa de Segovia repite desde hace varios meses el mismo mensaje, que es decir que el pliego que va a regir este contrato está prácticamente listo para llevarlo a la comisión oportuna y al pleno correspondiente, pero lo cierto es que este pliego, este contrato, nunca llega. Basta ya de dar excusas, hasta el momento no se han reconocido los reiterados retrasos, los incumplimientos a los propios plazos que el Gobierno socialista se ha venido marcando”. Y es que, debido a esta dilatación en los plazos, “en el momento en el que los nuevos autobuses estén circulando, va a acumular un retraso de entorno a los dos años nada menos”, añade la portavoz de los populares.

Critican también desde los otros grupos de la oposición las “excusas” que se dan para no llevar a pleno el pliego. “Nos llama mucho la atención que, en el equipo de Gobierno, unos hablan unas cosas y otros dicen otras —puntualiza Aranguren—. Luquero dijo que no se llevaba a pleno en el mes de julio para que no estuviera en información pública durante el mes de agosto y, por lo tanto, las empresas que quisieran licitar, que estarían a medio gas [en agosto], que pudieran hacerlo tranquilamente; y ahora resulta que nos dice Reguera que desde el 5 de junio falta un documento [el informe del Consejo Consultivo de Transportes]. Lo primero que les pedimos es que se pongan de acuerdo ellos en las excusas que quieren dar”.

Por su parte, Galindo recuerda que, “en junio, el Gobierno local señaló que el documento estaba ya en Intervención y que solo quedaban unos flecos para finalizarlo. En los últimos meses, la alcaldesa ha anunciado varias veces que el pliego iba a estar listo, sin ser así. El problema no es el ninguneo a la oposición, aunque esto demuestre un talante poco democrático, sino el engaño a los vecinos de Segovia, que han visto mes a mes cómo los autobuses nuevos siguen sin llegar”.

Añade el portavoz de Izquierda Unida que “este retraso ya no tiene justificación alguna (…) El contrato con la empresa que presta el servicio de autobuses terminó hace más de un año. Desde entonces, se ha ido posponiendo una y otra vez con diferentes excusas con las que el equipo de Gobierno ha echado balones fuera. Todos estos retrasos no son en absoluto razonables, como han intentado hacer creer. O se trata de un claro ejemplo de incapacidad en la gestión o hay oculto un interés partidista y electoralista, con el que se pretendería inaugurar el nuevo servicio de autobuses urbanos cerca del próximo periodo electoral”.

Idea en la que redunda Fernández, asegurando que, “al final, los nuevos autobuses urbanos, como desgraciadamente vaticinamos hace un año, van a estar funcionando por las calles muy cerca del periodo electoral, con todo lo que eso conlleva”.

Además, afirma la portavoz de los populares que los retrasos y las excusas lo único que acarrean es “una falta de credibilidad y pérdida de confianza en el Gobierno que lidera Clara Luquero”.

Hoy habrá un nuevo capítulo sobre este asunto, ya que, según dijo el lunes el portavoz municipal, Alfonso Reguera, se convocará a la Junta de Portavoces para explicarles que aún se está esperando el informe del Consejo Consultivo de Transporte y que, según la opinión de los técnicos, es conveniente esperar a que llegue dicho documento para elevar el pliego a pleno. El debate se prevé tenso.

FuenteV. Labrador 
Compartir