Peregrinos de Segovia a Crakovia

Casi un centenar de jóvenes segovianos participarán en el encuentro con el Papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud, que tendrá lugar este fin de semana en Polonia

31

Cerca de dos millones de jóvenes procedentes de los cinco continentes se darán cita en la ciudad polaca de Cracovia para participar en la Jornada Mundial de la Juventud convocada por el Papa Francisco, con el objetivo de tomar parte en uno de los eventos más singulares y multitudinarios que la Iglesia Católica organiza desde hace más de tres décadas.

La frase de las bienaventuranzas “bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán la misericordia”, Francisco ha querido este año convocar a los jóvenes de todo el mundo en el Año Jubilar de la Misericordia para trasladar su mensaje ecuménico a todos los rincones de la tierra a través de la voz de los jóvenes.

Segovia no ha sido ajena a esta convocatoria y más de un centenar de jóvenes de la diócesis serán testigos directos de este encuentro. Una primera avanzadilla ya pisa desde hace días suelo polaco, donde cerca de medio centenar de jóvenes de la diócesis viajaron desde Segovia de la mano de la Delegación Diocesana de la Juventud, acompañados por el obispo César Franco, y ya están desarrollando una serie de actividades religiosas y culturales previas al encuentro con el Papa previsto para el próximo sábado 30 de julio.

La segunda avanzadilla partió ayer desde la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, donde un grupo de jóvenes del Camino Neocatecumenal iniciaron ayer su peregrinación hasta Cracovia. Los peregrinos prolongarán su estancia hasta el 7 de agosto, ya que además de participar en la jornada con el Papa, lo harán en un encuentro internacional convocado por el iniciador del Camino Neocatecumenal Kiko Arguello.

Para sufragar los gastos derivados de este viaje, los jóvenes han desarrollado un buen número de actividades que han servido no sólo para recaudar dinero, sino para reforzar sus vínculos de unión con el objetivo común de participar en este multitudinario evento. Así, han llevado a cabo acciones como la venta de rosquillas caseras durante las fiestas de la Parroquia del Carmen, lotería de Navidad y otras imaginativas propuestas que han servido para reducir el importe total del viaje. La JMJ se realiza anualmente en cada diócesis del mundo el día de Domingo de Ramos, con una ceremonia principal en el Vaticano.

Sin embargo, cada dos o tres años, se realiza un gran encuentro internacional realizado en una ciudad sede. Esta ceremonia es presidida por el Papa. Este último encuentro, de varios días de duración (generalmente una semana), es el que se asocia habitualmente con el nombre de Jornada Mundial de la Juventud.