7_1-velas-patrimonio
Las velas iluminaron la casa de Abraham Senneor./NEREA LLORENTE
Publicidad

Pasear todos los días junto a monumentos como el Alcázar, la Catedral o el acueducto hace que los segovianos, de la misma manera que los ciudadanos de otras capitales con un patrimonio cultural e histórico similar, relativicen la importancia del ingente capital patrimonial e histórico que atesoran, y que supone uno de los principales atractivos para los centenares de miles de turistas que llegan a Segovia para conocerlo y disfrutarlo.

Conscientes de este valor, las 15 capitales que forman el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad han organizado la ‘Noche del Patrimonio’ para reivindicar y poner en valor ante los ciudadanos la riqueza patrimonial material e inmaterial de la ciudad con la excusa de la celebración del 25 aniversario de la constitución del grupo.

En Segovia, el buen tiempo y la atractiva oferta de actividades desplegadas durante la noche hicieron que centenares de personas se sumaran a esta iniciativa recorriendo escenarios tan dispares como la pirámide de San Millán, el Torreón de Lozoya, el Azoguejo o La Cárcel, así como los monumentos más singulares de la ciudad que de forma extraordinaria abrieron sus puertas para ofrecer interesantes visitas guiadas con la noche como aliada y cómplice.

Todo comenzaba de forma coral e integrada en el Jardín de los Zuloaga, donde la compañía de Sharon Friedman ofrecí a un espectáculo de danza contemporánea con la participación de medio centenar de voluntarios amateurs y profesionales integrados en el espectáculo. ‘A piedi nudi’ (A pie descalzo) ofreció una propuesta cargada de emoción estética que deleitó al público congregado en San Juan de los Caballeros .

Tras el espectáculo de danza, comenzó la proyección de la película documental ‘Laberintos líricos’ en las que se recoge las intervenciones realizadas por el colectivo Boamistura en las Ciudades Patrimonio, destacando las realizadas en Segovia.

Sin solución de continuidad, el público pudo recorrer no solo los monumentos a través de visitas guiadas, sino también los espacios expositivos y museos de Turismo de Segovia, donde las visitas se complementaban con actuaciones de música y narraciones orales.

Compartir