Publicidad

Olvidarán lo que les dijiste, olvidarán lo que les hiciste, pero nunca olvidarán lo que les hiciste sentir. Con esta frase se cerraba una etapa en la vida de los 86 alumnos del Colegio Claret que ayer se despedían de forma oficial de un centro en el que han completado la primera etapa de sus vidas.
En el marco del acto de graduación celebrado en la iglesia del Padre Claret, las emociones contenidas, en mayor o menor medida, se sucedían como cada final de curso, mientras se echaba la vista atrás en busca de esas experiencias compartidas por quienes, en ese momento, eran los protagonistas, únicos, de esa celebración.
La imposición de las becas granates, de los que pronto serán ya exalumnos del centro, la entrega de orlas y de obsequios a esta última promoción que forman los que vieron la luz del mundo en los primeros momentos del siglo actual, culminaba, como marca la tradición, con la interpretación de la canción que les va a identificar como compañeros de viaje en su etapa estudiantil, bajo los acordes del tema Cuando me vaya , del grupo Melocos.
Previamente, Adolfo Lamata, como representante de la entidad titular, y tras la Eucaristía con la que se abrió este acto, iniciaba el turno de palabra remarcando la importancia de las personas que nos acompañan a lo largo de la vida. Después se sucederían las de Miguel Ángel Calle, en nombre de los padres y las de la profesora Llanos Monreal, con una doble emotividad ya que, para ella, también, este acto era especialmente emocionante pues se trataba de su último curso antes de llegar a su jubilación.
El momento de los alumnos estuvo salpicado de anécdotas cómplices y de un profundo sentimiento de pertenencia a algo que ya queda atrás, pero que les va a seguir identificando cuando, cada uno de ellos, busque y encuentre su lugar en el mundo, haciendo de la felicidad, no una estación a la que llegar, si no el proceso para conseguir sus metas.
Entre los graduados, también se encontraban los nueve alumnos del centro que, en el presente curso, han conseguido la doble titulación en el Bachillerato Dual, que se imparte, de forma exclusiva en el Colegio Claret, y que otorga la titulación en el Bachillerato español y estadounidense.