09-1kama_Colegio-Concepcionistas-Recogida-Estudiantes-Obras-Calle-San-Juan_KAM3371
Un profesor recoge a un alumno saliendo del coche en la Plaza Conde Cheste, a las puertas del colegio. / KAMARERO
Publicidad

La comunidad educativa del colegio Madres Concepcionistas ha puesto en marcha un operativo especial para paliar las consecuencias del desarrollo de las obras de urbanización integral de la calle San Juan, que provocan el corte del tráfico por la vía principal de acceso a este colegio. Hasta el centro llegan diariamente 800 alumnos y profesores que residen en distintos barrios de la capital y localidades próximas.

Cada mañana salen trabajadores del colegio al encuentro de los escolares que son transportados por sus padres en coche. Dos profesores o trabajadores del centro se sitúan en la plaza Conde Cheste, donde está la fachada principal del colegio; otros dos en la plaza de Colmenares, cerca de la antigua Escuela de Magisterio para coger a los niños y acompañarles andando por la calle Luis Felipe de Peñalosa al centro; y otros dos bajan hasta la Plaza de Artillería y desde la Loba Capitolina cuidan de los más pequeños y controlan el ascenso por la cuesta de San Juan, donde el paso de peatones ha quedado limitado a una sola acera. La operación se lleva a cabo entre las 8.45 y las 09.00 horas.

Este es el dispositivo base puesto en marcha con el inicio del curso, que se lleva a cabo de forma gradual desde el día 10 de septiembre, si bien la red de apoyo se adecúa a las necesidades de cada jornada y progresivamente está reduciendo efectivos. El objetivo es facilitar el acceso a las familias, cuidar la seguridad de los menores, evitar aglomeraciones de tráfico. Se intenta que los profesores recojan a los niños en los coches particulares sin que los conductores tengan que buscar aparcamiento, para facilitar la continua circulación en la zona. Así lo ha explicado la directora del Colegio Madre Carmen Fernández quien ha ensalzado la implicación de padres y profesores, y remarcado el trabajo de la Policía Local que todas las mañanas tiene un dispositivo en las puertas del colegio.

“Somos conscientes de que son circunstancias que no podemos variar y ante las que todos estamos poniendo la mejor voluntad”, indica Carmen Fernández en relación a las consecuencias del desarrollo de las obras en la calle San Juan. La directora del centro de enseñanza concertada asegura que la colaboración de las familias y del profesorado es “ejemplar” y que el centro está en comunicación y trabaja en coordinación con el Ayuntamiento y la Policía Local. De momento, las religiosas no cuentan con una fecha precisa para la reanudación del tráfico por la calle San Juan, si bien las Madres Concepcionistas se muestran comprensivas con la necesidad de la intervención y de “hacerla bien”. “Deseamos que las obras vayan con celeridad y concluyan lo antes posible — dice Carmen Fernández— pero entendemos que la calle estaba muy mal y necesitaba una reforma”.

Las obras de urbanización integral de la calle San Juan comenzarán el pasado mes de junio y tienen un plazo de ejecución de siete meses. Esta urbanización supone la renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento en el eje de esta calle, desde la plaza de la Artillería a la calle de los Zuloagas, y la sustitución del pavimento en la calzada y en las aceras.

800 familias

Las obras están afectando a unas 800 familias,- entre alumnos y profesores- de distintos barrios de la capital y de varias localidades, que pertenecen al centro Concepcionistas.

Licencia en La Lastrilla

El Ayuntamiento de La Lastrilla ha dado la licencia de construcción del edificio que será la futura sede del Colegio Madres Concepcionistas, un trámite que anuncia el próximo inicio de los trabajos de excavación y cimentación. El alcalde Vicente Calle ha confirmado que la autorización municipal se ha otorgado en agosto.
A lo largo de este año se han llevado a cabo los trabajos de urbanización de la parcela situada en El Sotillo donde se levantará el edificio.

Compartir