Otras fiestas posibles en la ciudad

La corporación aprueba una moción ‘retocada’ de Centrados en Segovia para buscar fórmulas que estimulen la participación en las ferias de San Juan y San Pedro

“Todos nos hemos dado cuenta de que existe un problema con las fiestas de Segovia”, afirma la concejala de Centrados en Segovia Esther Bermejo, quien más que salirse con la suya y sacar adelante los acuerdos de la moción de su grupo, entre ellos que el programa festivo sea competencia de la Concejalía de Participación Ciudadana, busca abrir un debate para intentar dar solución a lo que resume como unas fiestas “poco participativas” y que “carecen de identidad”.

La concejala de Cultura, Marifé Santiago, y el resto de grupos de la oposición, cada uno con sus matices, han aceptado el envite de Centrados y entre todos han acordado buscar otros planteamientos para las próximas Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro con la premisa de que quizá otras fiestas son posibles o al menos “probar” como dice el portavoz de Izquierda Unida, Ángel Galindo.

Si para la formación magenta en la programación de fiestas Cultura “apuesta por el piloto automático”, el concejal del PP José Luis Huertas habla de un “corte y pega” de un año para otro en las actividades festivas.

El quiz de la cuestión es quién o quienes diseñan ese programa de fiestas y, entre la marabunta del debate durante el pleno del pasado viernes, Santiago vino a concluir que se contará con diferentes colectivos, vecinales, culturales, juveniles, de peñas, etc, así como con otras concejalías: la de Participación Ciudadana, la de Juventud y la Deportes, por lo menos, así como con los grupos políticos, para determinar si se crea un órgano o qué tipo de estructura se piensa para ponerse a la tarea, y con el plazo del mes de noviembre para comenzar en serio.

Huertas insiste en que ya en otras ocasiones el Grupo Popular ha manifestado que las fiestas de Segovia “necesitan una reestructuración programática, más participación y redistribución”, abogando por que sean para todos, incluyendo los barrios y, por supuesto, los barrios incorporados.

Como Marifé Santiago manifestó en ese debate que le asustaba mucho la palabra “identidad, aunque entiendo que ustedes —por Centrados en Segovia— lo usan como que tengan una singularidad”, Huertas replicó que “aunque es concejala del Ayuntamiento de Segovia creo que no se ha empapado de la identidad de la ciudad de Segovia, se ha empapado de su identidad cultural, de la suya”.

El pañuelo

La edil del equipo de Gobierno no entró al trapo y, hablando de trapos, tampoco contestó a las críticas del viceportavoz de los populares, que dijo que la única propuesta incorporada por los socialistas a raíz de un café expreso celebrado en 2016 precisamente sobre de actividades festivas más participativas, ha sido “el pañuelo”.

Fue la alcaldesa, Clara Luquero, quien replicó, aludiendo a que durante años estuvo en sus manos la responsabilidad de la organización de las fiestas como concejala de Cultura, que todos los actos programados tienen “un éxito rotundo de asistencia” y que, además del pañuelo, se han incorporado desde 2016, y gracias a ese evento participativo, un festival de Djs, así como conciertos de grupos musicales segovianos en La Cárcel_Centro de Creación.

Cine de verano

Segovia recuperará una programación estable de cine de verano a partir del próximo año. Así lo ha aprobado el pleno del Ayuntamiento gracias a una moción de Izquierda Unida. La concejala de Cultura, Marifé Santiago, ha comentado que “estamos en ello” y toda la oposición mostró su apoyo a la iniciativa.

El portavoz de IU, Ángel Galindo, arrancó algunas sonrisas entre la corporación, cuando inició la defensa de la moción el pasado viernes reconociendo que “lo malo es que la presentamos en septiembre”, al final del verano, pero asegura que durante estos meses ha recibido sugerencias de numerosos ciudadanos en ese sentido.

Azucena Suárez, del Grupo Popular hizo referencia también a las propuestas que también en el PP han recibido por ejemplo para encontrar una ubicación en el centro histórico, mientras Esther Bermejo, de Centrados, comentó que puede ser una actividad atractiva para los jóvenes, “en un entorno saludable”. Por su parte, María José García Orejana, aplaudió la idea y recordó que ya se hace, por ejemplo, en el parque de El Peñascal del barrio de La Albuera. También Galindo, en la exposición de motivos de la moción reconocía que hay excepciones como el ciclo de Cine Israelí en el patio de la Casa de Andrés Laguna.

Alimentos saludables

Por otro lado, el pleno aprobó además una moción de Ciudadanos, con modificaciones a propuesta del concejal Andrés Torquemada, que supondrá, entre otras medidas, que el Ayuntamiento intente que las máquinas vending de espacios municipales ofrezcan productos saludables y de comercio justo.

Dos declaraciones de utilidad pública

La corporación municipal ha aprobado, por unanimidad, la declaración de utilidad pública de la Asociación Segoviana de Esclerosis Múltiple (ASGEM) y de la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Segovia (ARSEG). Ambos reconocimientos se otorgan por un periodo de cinco años.

La Utilidad Pública Municipal está recogida en el Reglamento de Participación Ciudadana y las solicitantes tienen que cumplir una serie de requisitos para una valoración que en estos casos se ha superado, según ha informado el concejal de Participación Ciudadana, Andrés Torquemada, quien indica que la primera obtuvo 81 puntos y la segunda 85, cuando es suficiente con 75 para obtener el reconocimiento.

Ruego por las cacas de los perros

Ciudadanos ha solicitado que se haga cumplir la Ordenanza de limpieza urbana que obliga a los propietarios de animales a que “para que evacuen sus deyecciones” los lleven por las aceras hacia la calzada, “junto al bordillo y lo más próximo posible al buzón del alcantarillado, zonas terrizas, etc.”. Este grupo municipal indica que así se evitarán problemas de convivencia.

El Voto a San Roque se hace porque está en el Reglamento

El Gobierno municipal socialista entiende que el Voto a San Roque, acto que se repite los días 16 de agosto de cada año en la iglesia de San Millán, cuando la alcaldesa, o en quien ella delegue, renueva el voto de la ciudad al santo en agradecimiento por librarla de la peste, es “un acto de tradición”.

Así lo sostuvo la concejala de Gobierno Interior, Marisa Delgado, en el pleno celebrado esta semana en el Ayuntamiento de Segovia a raíz de las preguntas que había formulado el portavoz de Izquierda Unida, Ángel Galindo, quien cuestiona la participación de la alcaldesa en un acto “de clara índole religiosa como representante público, y no a título individual, como debería ser propio en el marco de la aconfesionalidad del Estado”. Añadió además que esta participación se contradice con la moción aprobada en marzo de 2016 sobre la adhesión de Segovia a la Red de Municipios por un Estado Laico.

Delgado recordó que la asistencia de la corporación al Voto a San Roque está recogido, como acto institucional, en el artículo 8 del Reglamento municipal de Protocolo, Honores, Distinciones y Ceremonial, precisamente en el Título II, relativo al ceremonial del Ayuntamiento de Segovia.

Compartir