Publicidad

«Javier Fesser tiene 10 campeones, pero yo tengo 31». Con indisimulado orgullo, la fotógrafa segoviana Mayte París -heredera del talento de su padre, el maestro de fotógrafos Félix París- derrocha ternura a manos llenas cuando se dirige a los chicos y chicas de Down Segovia ASIDOS que han servido como modelos para ilustrar el calendario solidario para el próximo año que la asociación pone en venta estos días con el objetivo de recaudar fondos para las actividades asistenciales que este colectivo desarrolla a favor de las personas con Síndrome de Down en la provincia.

A base de muchas horas de cariño y paciencia, Mayte París ha conseguido este año llevar a su estudio fotográfico el aroma de otros tiempos en forma de oficios tradicionales recreados en las estampas fotográficas planteadas a tal fin. Con el apoyo de las familias y las cuidadoras, el almanaque ofrece una selección de 12 fotografías, una por mes, en las que pueden verse maestras, albañiles, panaderos e incluso un serio y circunspecto obispo posando con solemnidad ante dos fotógrafos.

Pero el trabajo no ha sido fácil. Durante varios meses, las sesiones en el estudio de la fotógrafa segoviana han supuesto un enorme esfuerzo para conseguir los magníficos resultados que pueden verse. «El secreto de las fotografías radica en el cariño y en buscar aquellos puntos en común con los chicos que les pueda hacer más fácil aguantar el tiempo de posado -explica París- pero la ventaja es que ellos ya conocen el trabajo de años anteriores e incluso llegan con ideas propias que tenemos que compartir».

En el acto de presentación del calendario celebrado la pasada semana, los modelos fueron los protagonistas a la hora de explicar su experiencia al participar en esta iniciativa. Dirigidos por la periodista Pilar de Miguel, sus intervenciones emocionaron e hicieron pasar un buen rato al público que llenaba el salón de conferencias del Hotel San Antonio el Real, que al igual que el resto de la veintena de empresas colaboradoras ponen su granito de arena para hacer realidad este proyecto.

El dibujo que ilustra la portada del calendario, en el que figura un simpático vendedor de prensa a la antigua usanza que exhibe entre otros un virtual ejemplar de EL ADELANTADO, es obra de José Luis López Saura, que vuelve a brindar su apoyo a esta iniciativa con su colaboración artística.

Con una tirada de 3.000 ejemplares, el calendario sale a la venta a un precio de cuatro euros, y puede adquirirse en el Quiosco Manolín, el Bar Panadería del Real Sitio y en la tienda-estudio fotográfico de París, que a buen seguro está pensando ya en el calendario 2020 con nuevas ideas con sus modelos como cómplices necesarios.