08-1kama_Catedral-Misa-250-Aniversario_KAM0134
El obispo, junto a los canónigos y sacerdotes concelebrantes, a la entrada de la capilla para iniciar la eucaristía./ KAMARERO
Publicidad

La conmemoración del 250 aniversario de la dedicación de la Catedral de Segovia sirvió ayer como apoyo al obispo de Segovia César Franco para lanzar un inequívoco mensaje sobre la importancia de la unidad y la comunión eclesial, quizá espoleado por las críticas más o menos veladas sobre los cambios realizados en la estructura diocesana el pasado mes de junio, que afectaron a más de una decena de parroquias de la capital y de la provincia.

La Capilla del Santísimo del templo catedralicio albergó ayer la misa solemne en recuerdo de la efeméride, que el obispo presidió y concelebró junto al Cabildo Catedral, en la que en su homilía destacó la importancia del primer templo de la diócesis, cuya imagen “recuerda la consistencia y la solidez de nuestra Iglesia, que vive en nosotros cuando nos incorporamos a ella por el bautismo”.

Monseñor Franco aseguró que la Iglesia “está edificada sobre el cimiento de los apóstoles, y la catedral da unidad y continuidad a la diócesis bajo la autoridad del obispo, cuya misión es unir a la iglesia diocesana con el resto de la iglesia universal”.

Así, señaló que desde su cátedra “el obispo trabaja para vivir el gozo de la unidad, y aspira a compartir con la diócesis la verdadera fe no sólo de manera canónica sino afectiva”. También destacó que la efeméride de la dedicación de la Catedral es “un día hermoso para dar gracias por la diócesis, porque es nuestra en la medida en que cada uno vive la comunión eclesial”, e invitó a los cristianos a dar un “testimonio de unidad frente a la disolución de las verdades”.

El obispo agradeció el trabajo de los obispos, sacerdotes y laicos que han contribuido a construir la realidad diocesana en Segovia, y pidió que la Iglesia segoviana “no mire al pasado sino al futuro, y que María la Virgen nos conceda a todos la fidelidad que ella manifestó siempre a su hijo Jesucristo”.