9_1nerea-poblacion
En Segovia hay casi 75.000 personas en edad de trabajar. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Los datos de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre del año, publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística, ponen de manifiesto que el paro bajó en 7.358 personas en Castilla y León, lo que supone un descenso en relación al trimestre anterior del -5,48 por ciento, hasta situarse en las 126.986 personas sin empleo en la Comunidad. En el conjunto de España, la caída del número de parados fue del -4,70 por ciento, con 164.100 desempleados menos, cerrando el trimestre con un total de 3.325.975 parados.

En el caso de Segovia, la reducción fue incluso mayor que a nivel regional, ya que según la EPA, septiembre terminó con 8.537 parados en la provincia, es decir, 1.323 menos de los que había en junio (-13,41 por ciento).

La reducción del número de parados en este periodo —julio, agosto y septiembre— es habitual, ya que coincide con la temporada de verano, cuando aumentan las contrataciones sobre todo en el sector Servicios, el que más empleo genera en la provincia.
De hecho, en términos interanuales, este año había en el periodo analizado 197 parados más de los que había en el tercer trimestre de 2017, lo que supone un incremento del 2,37 por ciento.

Por lo que respecta a la población activa, la EPA refleja un incremento mínimo en comparación con el periodo anterior, con 84 personas más en la provincia en edad y con condiciones para trabajar, hasta alcanzar las 74.530.

De estos estaban ocupados 65.992 segovianos, 1.407 más que en el segundo trimestre del año (2,18 por ciento), pero 3.372 menos que en el mismo trimestre de 2017 (-4,86 por ciento).

Con estos datos, la EPA marca una tasa de actividad en la provincia de Segovia del 57,76 por ciento, una de las más altas de Castilla y León, donde la tasa se quedó en el 54,88 por ciento; y un punto porcentual por debajo de la media nacional, que llegó al 58,73%.

La tasa del paro es en la provincia del 11,45 por ciento, en este caSo más alta de la que marcó la Comunidad, que fue del 11,30 por ciento; pero tres puntos inferior a la nacional, que alcanzó el 14,55 por ciento.

Para la consejera portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, estos datos invitan al optimismo y demuestran que es posible cumplir con el compromiso de cerrar la legislatura con un millón de ocupados.

Por el contrario, el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, insistió en la necesidad de llevar a cabo una reforma laboral que mejore el empleo y subir el Salario Mínimo Interprofesional, reconociendo que los datos de la EPA hay que tomarlos con “prudencia” en momento en el que la brecha salarial y la precariedad laboral “son grandes”.

9_CUADRO-VERO-EPA
Datos de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre de 2018. / FUENTE: INE