Uno de los accesos del aparcamiento municipal de José Zorrilla en la actualidad. / Kamarero
Publicidad

La apertura del aparcamiento subterráneo de la plaza de José Zorrilla sufrirá un nuevo retraso debido a que la empresa adjudicataria del contrato de instalación y mantenimiento de los sistemas de acceso, Meypark, no ha presentado la documentación requerida en el plazo establecido para ello.

Así lo ha confirmado el concejal de Tráfico y Movilidad, Ramón Muñoz-Torrero, quien explica que en un principio parecía que la documentación se había retrasado porque el 26 de diciembre fue festivo en Cataluña, Comunidad Autónoma donde tiene su sede Meypark.

Sin embargo, Contratación ha comprobado que no ha sido así y esta licitadora ha incumplido el pliego al no facilitar al Ayuntamiento la documentación exigida en los diez días que tenía para ello desde la adjudicación del contrato.

Muñoz-Torrero ha informado de que, tal y como establece el pliego de condiciones administrativas, ahora la propuesta de adjudicación pasa a la empresa que obtuvo la segunda puntuación más alta en el procedimiento, Equinsa Parking.

El edil reconoce que este contratiempo supondrá un nuevo retraso, aunque espera que sea el menor posible. La peor hipótesis que puede plantearse es que el Ayuntamiento se vea obligado a iniciar de nuevo el procedimiento de adjudicación.

Señala que el resto de las intervenciones necesarias para adaptar las instalaciones a la normativa ya han concluido. Se trata de obras de saneamiento de humedades, renovación de la instalación eléctrica, arreglo del ascensor, nuevos extintores, limpieza de todas las estancias y contratos como el del seguro.

“Está prácticamente todo preparado”, añade, a falta de la renovación de los sistemas de accesos, porque el último pleno aprobó ya la propuesta de precios públicos y abonos y está elaborada la memoria que justifica la gestión directa por parte del Ayuntamiento desde un punto de vista jurídico, económico y social.

La propuesta económica de Equinsa Parking —empresa con sede social en Torrejón de Ardoz (Madrid)— asciende a 65.246,89 euros (IVA incluido) y el presupuesto base de licitación era de 74.999 euros. En este sentido mejora ligeramente la oferta presentada por Meypark (65.894,18 euros), aunque esta última recibió mejor puntuación por las mejoras que incorporaba en su propuesta.

El coste del contrato incluye por un lado el suministro e instalación del nuevo sistema de control de acceso y de gestión de cobros del parking y por otro el mantenimiento durante un mínimo de dos años de estas instalaciones técnicas.

En cuanto a las características técnicas, Equinsa Parking ha desarrollado su propio sistema de control y gestión, que denomina Sense y combina los equipos para parking junto con un software específico desarrollado por su departamento de I+D.

En su página web, esta empresa destaca el diseño ergonómico y fiable basado en la utilización de materiales de alta calidad como el acero y el aluminio que permiten operar en ambientes de extrema exigencia. Añade que el sistema ofrece alta velocidad de operación y bajo mantenimiento para reducir costes y la utilización de Linux en su programación libera de costes de licencias e influencias negativas externas como virus informáticos.

Por otro lado, sostiene que admite diferentes formas de pago adaptadas a tecnología actual y con la seguridad como premisa: efectivo, tarjeta de crédito, contactless, pago por teléfono, etc.

Sin embargo, en el apartado de mejoras la única que incorpora es la instalación de cámaras de lectura de matrícula adicionales a las especificadas en el pliego.

Además, ofrece un tiempo de respuesta de ocho horas para averías de carácter general y de dos horas para las urgentes “solo en horario laboral” aunque el pliego requiere que sean atendidas “en cualquier momento del año”.