11_1-huelga-prisiones
Los trabajadores de la prisión de Perogordo protagonizaron una nueva jornada de huelga. / EL ADELANTADO
Publicidad

Segunda jornada de huelga consecutiva en las prisiones de todo el país la que se vivió hoy domingo —todavía hay otras dos convocadas, el lunes 19 y el martes 20— y nuevo seguimiento masivo en la cárcel de Perogordo por parte de los funcionarios, según los datos proporcionados por los sindicatos convocantes: CCOO, UGT, ACAIP, CSIF y CIG.

Critican los responsables sindicales los servicios mínimos “impuestos” por parte del Gobierno, por considerarlos abusivos. De hecho, según ACAIP, hoy no han acudido a trabajar estos servicios mínimos al centro penitenciario de Segovia, por lo que se han producido “incidentes menores en el relevo”. Por ello, a las 11.00 horas aún no habían podido salir los trabajadores del turno de noche, al retrasarse la incorporación de los relevos, y esta situación afectó especialmente a las comunicaciones de los internos con sus familiares.

La huelga afecta en la jornada dominical a las comunicaciones de los internos con sus familias

El sindicato ACAIP explica que “cerca de un centenar de trabajadores de la cárcel de Segovia se sumaron a la cuarta jornada de huelga convocada. Tan solo están acudiendo a su trabajo aquellos trabajadores que tienen asignados servicios mínimos”.

Con estas jornadas de protesta, los sindicatos exigen una negociación real con el Gobierno socialista, tras la propuesta presentada por la administración penitenciaria el pasado 25 de septiembre y que fue retirada tres días después bajo el argumento de restricción presupuestaria.

Asimismo, insisten en la necesidad de abordar de forma urgente problemas como las reducciones de plantilla —en el caso de Segovia es alarmante llegando a 46 vacantes que suponen un 15,8 por ciento—, o las agresiones diarias que sufre el colectivo sin tener a día de hoy reconocimiento de agente de autoridad.

“Los trabajadores de prisiones nos encontramos absolutamente indignados; entendemos que desde la administración se ha faltado al respeto a los empleados de las prisiones y es por ello que se han convocado una serie de medidas de presión en el conjunto de centros dependientes de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias”, recuerdan desde ACAIP.