48_1
Pilar de Oliva teclea en su ordenador portátil una de las deliciosas recetas que se incluyen en su web. / M.G.
Publicidad

Pilar de Oliva Rubio se define a si misma como un ‘culo inquieto’, haciendo gala con esta definición de su simpatía malagueña, desde donde vino a Segovia hace casi una década para iniciar un proyecto vital y profesional que le trajo a esta pequeña ciudad castellana.

Su inquietud artística y su pasión por las manualidades le llevó a la repostería como vehículo ideal para plasmar su creatividad en forma de deliciosos postres; y lo que comenzó siendo una afición poco a poco se va transformando en un interesante proyecto que ha cristalizado en la creación de una página web en la que la repostera quiere poner en común con quienes la visitan sus conocimientos en esta materia.

Bajo el lema ‘No lo imagines… ¡cómetelo!, la web www.madeinsweet.es ha comenzado su andadura hace apenas tres meses con una pequeña selección de cinco o seis sencillas recetas cuya realización ella misma explica en un video que realiza en la cocina de su domicilio, lugar elegido para llevar a cabo las recetas.

Tras sumergirse en las páginas especializadas sobre este ámbito en internet y en redes sociales, De Oliva decidió ampliar conocimientos asistiendo a cursos especializados en distintas materias relacionadas con la repostería para finalmente dar el salto a tener su propio canal en el que difundir y compartir los conocimientos adquiridos hasta el momento.

“Muchas veces me he preguntado cuanta gente hay en sus casas que les gustaría hacer una tarta de cumpleaños para un familiar o tener un detalle haciendo un postre casero o unas rosquillas en un encuentro con amigos -explica- y eso es lo que me animó a llevar adelante este proyecto, porque mi objetivo no es cocinar para expertos, sino para la gente que tiene en su casa una cocina pequeña y demostrar que sin un superhorno o elementos especializados se pueden hacer cosas muy interesantes”.

Pese a su incipiente estreno en la web y su difusión en las redes sociales, Madeinsweet.com ya cuenta con un elevado número de seguidores que no sólo siguen sus recetas, sino que también sugieren la confección de tartas o postres para incorporar a su todavía corto recetario. Para Pilar, lo importante de esta iniciativa es “la sencillez” no sólo a la hora de elaborar las recetas, sino también en el momento de transmitirlas al público.
“Aprender con la gente para mi es importante, de hecho me embarco en las recetas para difundir cómo se hacen, aprender los trucos y cometer los fallos que después desvelo para que quien las haga no se equivoque como yo -explica- y quiero que al grabarme en casa se vea la enjundia del proceso y los pequeños detalles que nadie te cuenta y que son la clave del éxito”.

De cara al futuro, Pilar de Oliva sueña con dedicarse profesionalmente a esta especialidad, bien desde la docencia a través de cursos o con un negocio relacionado con la repostería, pero es consciente de que la web “no puedo tomarla como un trabajo”. “Sé que es necesario tener una periodicidad a la hora de atender la página y subir recetas, pero soy consciente de que tengo un trabajo y una vida personal que también requieren atención -explica-. La web me hace disfrutar mucho de mi afición y la idea es seguir disfrutando, porque de no ser así, no podría transmitir a la gente mi ilusión en las recetas”.

Compartir