Reunión de constitución de la Junta de Personal Docente de Segovia formada por 25 delegados de siete sindicatos. / KAMARERO
Publicidad

Nicolás Gaminde Inda, miembro de la sección de enseñanza de UGT, preside la nueva Junta de Personal Docente de centros públicos no universitarios de Segovia que quedó ayer constituida.

La junta cuenta con 25 miembros elegidos en el pasado día 4 de diciembre. En las últimas elecciones CSIF volvió a ser el sindicato más votado pero perdió representación y se ha quedado con cinco delegados—pierde dos con respecto a las elecciones de 2014, cuando consiguió siete—; ANPE, UGT y CCOO tienen cuatro representantes cada uno —Comisiones Obreras repite los resultados de 2014, mientras que ANPE y UGT se hacen con uno más—; STES y ASPES, tres cada uno —los mismos que tenían—; y CGT, dos delegados, manteniendo su resultado de 2014.

Después de llevar varias legislaturas presidiendo la Junta de Personal, en esta ocasión CSIF no ha presentado candidatura y sí lo han hecho UGT, ANPE y CCOO si bien Comisiones la retiró antes de las votaciones que se llevaron a cabo ayer por la mañana en la sede de la Dirección Provincial de Educación. En la primera votación UGT recibió 12 votos, ANPE cuatro y hubo seis papeletas en blanco por lo que ninguna candidatura alcanzó la mayoría absoluta (13 votos) y fue necesario realizar una segunda vuelta en la que se repitió el mismo resultado. Al contar con la mayoría simple de los votos totales, necesaria en esta ronda, se proclamó ganadora a la candidatura ugetista de Nicolás Gaminde, que ha sido secretario general de FETE-UGT Segovia, la Federación de Trabajadores de la Enseñanza del sindicato. La secretaria de la Junta de Personal Docente es su compañera de sindicato Beatriz Rojo Gama.

El primer pleno ordinario de la nueva junta se celebrará el próximo jueves día 17 de enero y a partir de ahí habrá una reunión al mes.
Fuentes del sindicato UGT recuerdan que hacía muchos años que no estaban en la presidencia —”desde que hacía de forma rotativa— y aseguran que su objetivo es que “todos los docentes de la provincia se sienta bien representados”, ser receptivos a las propuestas de todos los delegados y “trabajar por la calidad de la educación”.
La participación en las últimas elecciones ha sido de 55,10% en un censo de 2.443 docentes.