Lectura del manifiesto del Día Mundial de la Salud 2019 en la Plaza Mayor de Segovia. / KAMARERO
Publicidad

“Nadie debería tener que elegir entre una buena salud y otras necesidades vitales. Nadie debería tener que elegir entre comprar medicamentos y comprar alimentos”, han manifestado representantes de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Segovia (Medsap) en la Plaza Mayor, donde se han llevado a cabo los actos del Día de la Salud en la jornada del domingo.

Los portavoces del colectivo, que nació con el movimiento ‘Marea blanca’ aseguran que actualmente hay ciudadanos que se encuentran en esta disyuntiva, ya que el sistema público ha perdido su carácter universal y en esta provincia hay carencias que se agravan en los pueblos. “Los habitantes del medio rural han perdido servicios y no tienen las mismas prestaciones que los de la ciudad” comentaba Carmen Santiago.

Ante decenas de ciudadanos, muchos vestidos con camisetas blancas, los portavoces de la Medsap dieron lectura a un manifiesto en el que se recordaron los progresos alcanzados por el sistema sanitario español que le llevaron a ser considerado como uno de los mejores del mundo, y las pérdidas sufridas en la última década.

El Día Mundial de la Salud, que promueve en la fecha del 7 de abril la Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva por lema ‘Cobertura sanitaria universal, para todos y en todas partes’. La cobertura sanitaria universal (CSU) implica que todas las personas y comunidades reciban los servicios de salud en el lugar y en el momento en que lo necesiten sin tener que pasar aprietos económicos. Incluye no solamente la atención y tratamiento médico, sino también y toda la gama de servicios de promoción de la salud y prevención de enfermedades. Para la Medsap se trata de una “estrategia clave”, que debe tener protección financiera, porque además de mejorar la salud de las personas y su esperanza de vida “también protege a los países de las epidemias, reduce la pobreza, crea empleos, impulsa el crecimiento económico y promueve la igualdad de género”, según se proclamó durante la concentración realizada ayer en la Plaza Mayor.

Los portavoces de la Medsap sostienen que la Ley General de Sanidad fue un hito. “España diseñó un recorrido para su cobertura sanitaria universal y la dotó de contenidos de calidad”, reza en el manifiesto en el que después se indica que desde la llegada de la crisis se asiste a un progresivo derrumbe del sistema.
El colectivo ‘blanco’ denuncia la merma de profesionales, el cierre de centros y las restricciones progresivas del presupuesto para sanidad y lamenta que en los últimos años han visto el “desplome” de la estructura y función de la Atención Primaria, crecer las listas de espera, aparecer el copago, segmentar las carteras de servicios y aumentar las diferencias entre residentes de distintas comunidades. Y sobre todo “perder el carácter universal de nuestra sanidad pública” clasificando y discriminando a los ciudadanos. Para recuperar las bases del sistema en el que la Medsap cree, reclama una financiación suficiente y finalista para sanidad, acabar con las exclusiones de pacientes, derogar los copagos y parar las privatizaciones.

El manifiesto fue leído al inicio de la concentración que terminó con una animada sesión de zumba.

El 20% de las familias no puede pagar unas gafas

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte que muchos españoles no cuentan con capacidad económica suficiente para afrontar gastos relacionados con la salud.
Según el Índice de Solvencia Familiar de OCU:
-Un 30% de los españoles no puede ir al dentista.
-Casi un 20% de las familias españolas no puede afrontar el gasto en gafas, lentillas o audífonos para quien los necesita.
-El 11% de los hogares no puede afrontar gastos relacionados con la salud mental o psicológica.
-Un 8% de los españoles no puede pagar determinados medicamentos que necesitan.