Música y esfuerzo

El joven segoviano Nuño Ignacio Fernández es galardonado en la 25 edición del reconocido Premio Jóvenes Compositores

8

El pasado 24 de noviembre se celebró, en el Auditorio del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, el concierto de la 25 edición del Premio Jóvenes Compositores que organiza la Fundación SGAE-CNDM 2014. Este Premio fue creado en 1987 con el fin de estimular la creación, en el ámbito de la música clásica contemporánea, entre los jóvenes de hasta 35 años, y de facilitar el desarrollo y conocimiento social de nuevas tendencias y modos de expresión musicales.

El jurado del premio estuvo formado por compositores de gran importancia como José Zárate Rodríguez o Benet Casablancas, entre otros, quienes dictaminaron que el primer premio fuese obtenido por Israel López, el segundo premio por José Miguel Fayos, y el tercer premio a Nuño Ignacio Fernández. Además de otorgar premios económicos, la Fundación SGAE creará un disco promocional que acogerá las obras ganadoras del premio. El objetivo principal de esta iniciativa será la difusión y promoción del Premio.

Nuño Ignacio Fernández, segoviano de 22 años, es el más joven compositor galardonado. Nuño desde pequeño se ha sentido atraído por la música, pero hasta que no comenzó sus estudios de grado medio en música no decidió dedicarse profesionalmente a la composición. Entre 2008 y 2010 estudió en el Conservatorio Profesional de Música de Segovia donde recibió las primeras clases de composición de Beatriz Fraile. En estos años, Nuño fue reconocido en los premios “Jóvenes Intérpretes Caja Segovia”. En 2011, da comienzo a sus estudios de grado superior en la Escuela Superior de Música de Cataluña tutelado por Agustín Charles y Mauricio Sotelo. Este joven segoviano es ambicioso en cuanto a su formación, y por ello no deja de asistir a cursos y seminarios en los que participan compositores emblemáticos como Mauro Lanza, Miguel Gálvez Taroncher o Rafael Reina.

Para este joven segoviano haber podido participar en este premio y haber sido premiado ha sido una importante experiencia en su vida. Recibir este premio le ha servido para coger más fuerza y seguir trabajando. ‘Ganar el tercer premio ha sido una gran experiencia. En realidad, ha sido un premio a todo el trabajo desde que estoy componiendo y estudiando composición’, comenta Nuño Ignacio. El compositor cree que el premio es de sus profesores, pues gracias a ellos ha crecido profesionalmente y personalmente. ‘Estoy muy agradecido a mis profesores por hacerme tener un espíritu crítico y de trabajo intensivo’, afirma el joven compositor.

Los planes de futuro que abordan a Nuño principalmente se centran en finalizar el grado superior y empezar un master dedicado a la composición fuera de España.’Estoy finalizando el grado superior para poder seguir desarrollando la idea musical que tengo. Como plan inmediato, tengo pensado hacer un master de composición fuera de España’, añade. Nuño es un apasionado de la música, de su pluralidad y diversidad y por ello está muy decidido a seguir trabajando para conseguir su sueño, llegar a ser un compositor a nivel internacional, un largo camino que acaba de empezar pero que con esfuerzo será facil de cumplir.