Participantes en la caminata que comenzó y terminó en el Parque del Cementerio. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La Marcha Parkinson Segovia ha registrado un nuevo éxito de participación,  organización, valiosa colaboración y muy buen ambiente.

La tercera edición de la caminata ha gozado de una temperatura ideal para comenzar la mañana dominical caminando por la ciudad de Segovia y terminar disfrutando de regalos y de la actuación musical del grupo ‘Esparadrapo’ que al igual que más de veinte empresas y entidades ha colaborado de forma gratuita con esta iniciativa, respaldada por cerca de medio millar de ciudadanos.

Toda una fiesta de solidaridad que ha dado luz a la Asociación Parkinson Segovia y ha permitido recaudar unos 2.600 euros para prestar y mejorar sus servicios de promoción de la autonomía y terapias rehabilitadoras para los enfermos de párkinson, y de esta forma también ayudar a sus familias.

“Ha sido estupendo; estamos muy satisfechos por el apoyo que tenemos en esta iniciativa con la que queremos dar visibilidad a la Asociación y sobre todo a los enfermos de párkinson”, señalaba ayer la coordinadora de Parkinson Segovia, Teresa Martín. La recaudación sumada con los seis euros dados por cada participante tiene un efecto inmediato ya que se traduce directamente en un mes de atención a los pacientes con servicios de logopedia, fisioterapia y apoyo psicológico. “Hemos alcanzado nuestro número máximo de usuarios, 50 entre Segovia y Cuéllar, pero cada vez hay más personas que nos llaman, personas más jovenes y con más necesidades y seguimos luchando poco a poco, mes a mes”, explicaba Teresa Martín.

La inscripción en la marcha llevada a cabo ayer alcanzó la cifra de 465 personas. Había grupos familiares, participantes de distintas edades, y gran dominio de mujeres.

La marcha se inició a las diez de la mañana encabezada por el presidente de la Asociación Parkinson Segovia, Javier Herrero Hernández y los concejales del equipo de Gobierno en funciones Paloma Maroto, Marian Rueda y Andrés Torquemada, y del  PP, Rosa Redondo. Muchos comenzaron caminando con la chaqueta o sudadera puesta y acabaron en manga corta.

La alfombra humana verde, formada por el cerca de medio millar de personas que portaban la camiseta identificativa de esta actividad, se desplegó por la calle San Gabriel, el Camino de la Presa, las calles Luis Sancho Cantalejo y Los Molinos, para continuar por el Paseo La Alameda del Parral, hacia calle de La Moneda, subir por el Paseo Santo Domingo de Guzmán y regresar por la avenida Padre Claret al Parque del Cementerio donde se llevó a cabo una fiesta de convivencia.

Este año se han sumado a la lista de fieles colaboradores, los equipos de Protección Civil que han circulado en bicicleta y en coche prestando ayuda, y las empresas Track 13 Servicios Audiovisuales y Audika. Los participantes han recibido regalos donados por comercios y empresas segovianas y han podido tomarse bocadillos y bebidas mientras asistían al concierto del grupo segoviano Esparadrapo, en el Parque del Cementerio.