Multitudinaria manifestación contra los recortes

La Policía Nacional cifra en 6.500 los participantes y los sindicatos convocantes elevan el dato hasta las 10.000 personas.

38

Miles de personas marcharon ayer por las calles más céntricas de Segovia, convocadas por los principales sindicatos y con el respaldo de distintas organizaciones y colectivos, para protestar contra las medidas de recorte del Gobierno. La Policía Nacional cifró en 6.500 el número de participantes, mientras los sindicatos convocantes elevaron el dato hasta las 10.000 personas.

La manifestación partió puntualmente, a las siete y media de la tarde, del edificio de sindicatos, en la avenida Fernández Ladreda. Los principales representantes sindicales de la provincia portaban una gran pancarta en la que podía leerse el lema de la huelga general de ayer (‘14-N. Una tarea común’), acompañado de otro de los eslóganes de la jornada, (‘Nos dejan sin futuro. Hay culpables. Hay soluciones’) y una gran inscripción en la que podía leerse ‘Huelga general’.

Junto a miles de ciudadanos anónimos, que cubrieron el trayecto desde San Millán hasta la Plaza Mayor, estuvieron el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes, acompañado de varios concejales socialistas, así como el diputado del PSOE por Segovia y secretario provincial del Partido Socialista, Juan Luis Gordo.

Los manifestantes, muchos de los cuales portaban banderas de los distintos sindicatos, mientras otros optaron por crear sus propias pancartas caseras, corearon distintos lemas durante el recorrido, fundamentalmente en contra del Gobierno (“La solución, Gobierno dimisión”) y en defensa de la Sanidad, la Educación y otros servicios públicos, aunque los banqueros y, especialmente, las oficinas de la antigua Caja Segovia, no se libraron de la inventiva de los manifestantes.

En la Plaza Mayor, mientras los manifestantes continuaban entrando en el ágora, procedentes de la Calle Real, un representante de la Plataforma Unitaria contra la Crisis dio lectura al manifiesto, en el que destacó el éxito del paro de ayer en distintos países europeos, como España, Portugal, Italia y Grecia.

El manifiesto aseguraba que los distintos pueblos europeos “han emprendido un camino de respuesta común contra unas políticas que solo causan sufrimiento”, a la vez que mantenía que son posibles “otras políticas”, con medidas que pasan por combatir el fraude fiscal e incrementar los impuestos a las grandes fortunas. “Este Gobierno no está legitimado para gobernar, porque no ha hecho más que mentir”, sostuvieron.