Monedas con orgullo segoviano

El historiador y numismático Néstor Marqués descubre una emisión inédita de monedas acuñadas en la ceca latina de Segovia

28

La historia parece empeñada en demostrar la importancia de Segovia como uno de los enclaves más significativos de la presencia del Imperio Romano en España. Desde hace 2.000 años, el Acueducto es la prueba imperecedera de la presencia romana en una ciudad pequeña pero considerada vital para los intereses del imperio en España; pero existen pruebas más modestas pero no menos importantes que subrayan esta importancia.

El numismático e historiador Néstor Marqués González ha descubierto una emisión hasta ahora inédita de una moneda romana acuñada en Segovia, de características muy similares a la que ya fue encontrada en la capital, lo que prueba no sólo la existencia de una ceca latina, sino la actividad económica que la ciudad generaba en el siglo I a.d.C.

Marqués descubrió esta segunda emisión de monedas en 2013 a través de una casa de subastas a la que llegó una pieza numismática supuestamente romana que él se encargó de autentificar. Una vez en sus manos, y a través de estudios científicos y estilísticos, verificó su autenticidad y averiguó con sorpresa que era una emisión distinta a la que ya se conocía de la ceca latina de Segovia, acuñada en el año 45 a.d.C; mientras que la hallada seguramente está acuñada en torno al año 29 a.d.C, por los estudios realizados por el experto numismático.

Ambas monedas, acuñadas con más de 15 años de diferencia, presentan características comunes. En el reverso, la encontrada por Marqués tiene la figura de un jinete a caballo bajo la cual se puede leer la palabra “Segovia”, mientras que en el anverso está grabado el perfil de un hombre y las letras “C” y “L” a ambos lados.

El historiador asegura que el hecho de que figure el nombre de la ciudad en la moneda cobra gran importancia, ya que era la prueba de su pujanza en la Hispania romana. “El nombre es un símbolo de la importancia de la ciudad, ya que le da a conocer en las transacciones comerciales que se pagan con esta moneda -explica Marqués- lo cual da prestigio y publicidad a la capital”.

El numismático asegura que las acuñaciones no eran muy numerosas, y precisó que si en la primera emisión de monedas de Segovia pudieron acuñarse cerca de 100.000 piezas, la segunda acuñación sería sensiblemente menor, aunque es difícil precisar el número exacto. Actualmente, se conservan 150 monedas de la primera acuñación y tres de la segunda, de las cuales dos se encuentran en colecciones numismáticas privadas de Segovia y la tercera en el Hunterian Museum de Glasgow (Escocia).

Marqués ha publicado ya las conclusiones de su hallazgo en varias revistas científicas y trabaja en el desarrollo de un libro que reúna las dos emisiones de monedas romanas datadas en Segovia con el objetivo de crear un “corpus” común que permita establecer comparaciones y semejanzas de cara a trabajos posteriores.