Medio Ambiente aboga por un cambio de régimen en la protección del lobo

0

TEl Consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, defendió ayer en Segovia la necesidad de que Europa autorice un cambio en el régimen de protección del lobo en Castilla y León, de forma que pase de ser una especie protegida a una especie gestionable con el fin de evitar los daños causados por los ataques en las explotaciones ganaderas sobre todo al suroeste de la región.

Suárez-Quiñones, que visitó ayer Segovia, resaltó la proliferación de ataques de lobos registrados en los últimos días, y aunque señaló que habrá que esperar a realizar una valoración anual para comprobar si son más o menos que en años anteriores, precisó que los ataques “no están bajando” aunque subrayó las distintas circunstancias biológicas y ambientales que los hacen posible.

El consejero recordó que su departamento ha establecido medidas para intentar paliar los daños a las explotaciones ganaderas tales como el establecimiento de baremos efectivos de indemnización por daños por lucro cesante en las explotaciones o la reducción del tiempo de espera en el cobro de las indemnizaciones, todo ello en colaboración con las organizaciones agrarias. A estas medidas hay que añadir la introducción de perros mastines en aquellas zonas donde su eficacia no ofrezca problemas, así como la financiación de los cerramientos de establos ubicados en zonas de monte.

El consejero recordó que la ganadería en Castilla y León “es un recurso primario muy relevante”, y manifestó que la protección que actualmente tiene el lobo “no se corresponde con el desarrollo desmesurado de esta especie en zonas en las que no debería estar”. Por ello, señaló que la Junta instará al Gobierno central para que impulse la modificación de la directiva europea 43/92 para que el lobo pase de ser una especie protegida a una especie gestionable porque “hay que tratar que el hombre no desaparezca del entorno rural”.