Luciana Miguel renunció a su cargo como concejala en el Ayuntamiento de Segovia, al mes de las elecciones. / kamarero
Luciana Miguel renunció a su cargo como concejala en el Ayuntamiento de Segovia, al mes de las elecciones. / kamarero
Publicidad

Superados prácticamente los cuatro años de mandato tras las elecciones municipales de 2015, después de 48 meses de gestión municipal, alrededor de medio centenar de concejales han renunciado a su cargo, la mayoría alegando motivos personales, aunque otros también por discrepancias y falta de entendimiento con su grupo. El nuevo mandato ha supuesto la incorporación de nuevas fuerzas políticas en el mapa provincial, pero los ceses tampoco han sido ajenos a estos grupos, que también cuentan en sus filas con dimisionarios. Los partidos mayoritarios (PP y PSOE) son los que han protagonizado más movimientos de ediles, ya que son también los que concentran una mayor número de representantes. Ambas formaciones rondan los trece concejales que han abandonado sus cargos en estos cuatro años, siendo en el ecuador del mandato, en 2017, cuando más dimisiones se registraron. Los grupos independientes también han protagonizado renuncias y abandonos, por parte de unos cinco concejales, mientras que el resto de formaciones: Ciudadanos, UPyD, En Común y PCAS, con un número más reducido de concejales, se sitúan por debajo de los cinco dimisionarios.

El mandato comenzaba con el fantasma de la inestabilidad política sobre un importante número de municipios segovianos, en los que los resultados electorales de mayo de 2015 rompían mayorías absolutas y la entrada de nuevas fuerzas políticas creaba dudas e incertidumbre, aunque también ilusiones de cambio entre muchos ciudadanos. En estos cuatro años 17 pueblos han sido gobernados con mayoría relativas, con Segovia capital a la cabeza, donde Clara Luquero ha gobernado con apoyos puntuales de Izquierda Unida y Ciudadanos.

La jornada de investidura del 13 de junio de 2015 resultó ser más sorpresiva que nunca en varios ayuntamientos, con apoyos y pactos inesperados, que en algunos casos no han durado todo el mandato

La portavoz de UPyD en el Ayuntamiento de Segovia, Luciana Miguel, fue la primera que abandonó la escena política en julio de 2015, al mes de formarse los ayuntamientos, tras el enfrentamiento entre la corriente ‘continuista’ de la formación magenta, triunfadora en el congreso extraordinario del partido, y la ‘renovadora’, en la que Miguel figuraba como número 3.

Ya en enero de 2016, el equipo de Gobierno del PSOE de Nava de la Asunción, evidenciaba diferencias con el cese de dos ediles, y en febrero, en el Ayuntamiento de Sepúlveda se rompía el pacto PSOE-PP por decisión de los populares, que renunciaron a todos sus cargos. Y otro acuerdo de gobierno, aunque sin dimisiones, se fracturaba en febrero, en Marugán, también entre PSOE y PP, al no alcanzar el consenso para la aprobación del presupuesto.

En diciembre de 2016 los concejales del grupo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Villacastín abandonaron el grupo para pasar a formar parte del Grupo Independiente, tras presentar el alcalde su baja, de forma voluntaria, en el PP de Segovia, una vez conocida una sentencia en la que se le inhabilitaba para desempeñar un cargo público durante siete años.

En junio de 2017, UPyD de La Granja expulsaba del grupo a su concejal Ricardo Hernanz, después de una sucesión de desavenencias en los meses anteriores. Asimismo, en octubre de ese año, Ana Carolina Rincón, ex alcaldesa de Espirdo, renunciaba a sus cargos, y se rompía el pacto PSOE-PP, siendo elegida en diciembre la concejala no adscrita María Cuesta como nueva alcaldesa.

El año 2018 también fue un ejercicio de renuncias y mociones. Dos de las más sonadas fueron la moción contra la alcaldesa de San Martín Mudrián, Josefa Calero, del PP, por sus propios compañeros de partido, y la presentada en Ayllón contra la regidora del PSOE, María Jesús Sanz, por el PP, y apoyada por los independientes.

Y en este año electoral, son los cambios de partidos, sobre todo en el centro-derecha, los que se han producido de cara a la cita del próximo 26 de mayo.