El calendario de vacunación infantil ha sido sustituido por una programación que incluye al adulto y al anciano. / EUROPA PRESS
Publicidad

Más del 90 por ciento de las familias segovianas cumplen cada año el programa de vacunación para niños y adolescentes que recomienda la Consejería de Sanidad. El seguimiento general de las indicaciones marcadas por las autoridades sanitarias de Castilla y León en la provincia de Segovia está por encima de la media regional.

Los índices de cobertura oscilan entre el 98,54 por ciento en el caso de las vacunas correspondientes a los bebés de dos meses de edad (hexavalente y neumococo 13) y el 86,45 por ciento de las destinadas a los adolescentes de 14 años (difteria-tétanos). En Castilla y León dichas coberturas son del 97,06% y del 83,62%, respectivamente.

Las vacunas incluidas en el calendario que marca la Consejería de Sanidad así como su administración son gratuitas y su aceptación es voluntaria pero los responsables de la Junta aconsejan su aplicación y recuerdan que la inmunización salva vidas. El jefe territorial de Sanidad, César Montarelo sostiene que “las vacunas junto a la potabilización del agua han sido y siguen siendo las medidas más eficaces en Salud Pública para prevenir enfermedades”. Por eso los servicios sanitarios aplican un protocolo de actuación con aquellas personas a las que les corresponde una dosis y no acuden a su centro de vacunación a recibirla. Por un lado, los profesionales responsables de su atención les intentan localizar e informar de su situación vacunal y, por otra parte, desde el Servicio Territorial de Sanidad se realiza una captación activa mediante carta. “Gracias a estas actuaciones se consiguen unas coberturas tan satisfactorias, en las que siempre queda un margen de mejora y, por tanto, es importante recordar que los niños pendientes de alguna dosis de vacuna pueden acudir a su centro de vacunación habitual para recibirla”, manifiesta César Montarelo.

Las acciones informativas y de captación inciden especialmente en los adolescentes, entre los que es más difícil conseguir participación. “Algo parecido ocurre en la vacunación del virus del papiloma humano (VPH)”, comenta el jefe del Servicio Territorial de Sanidad. Actualmente en Segovia hay aproximadamente un 7% de niñas a la que les falta recibir la segunda dosis de VPH (que se administra pasados 6 meses de la primera) y un 3,3 % de niñas que no han recibido ninguna. Esta vacuna está destinada a las niñas de 12 años, ha ampliado su capacidad de protección y es junto con la del meningococo y la del neumococo, la que ofrece novedades en la programación de este año.

Nuevo calendario

Desde el día 1 de enero de 2019, Castilla y León tiene un nuevo calendario de vacunación que, por primera vez, se extiende a lo largo de toda la vida de la persona, y no solo de la infancia. La medida, recogida en la orden SAN/1332/2018, de 30 de diciembre, aplica el acuerdo del Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) de 15 de noviembre de 2018, si bien introduce prestaciones adicionales para ampliar el espectro de protección frente al meningococo y al virus del papiloma humano.

Respecto al meningococo, la vacuna que se aplicaba hasta 2018, protegía frente al serogrupo C; con la nueva tetravalente se amplía la protección a los serogrupos A, W e Y, responsables en los últimos años de algunos brotes de meningitis en Europa. Queda fuera aún la vacuna frente a la meningitis B que están comprando de forma particular muchos padres.

Sanidad explica que la meningitis “puede ser de origen vírico, que suele ser más benigna, o de origen bacteriano, que son más peligrosas y que pueden dejan secuelas más graves”. Para proteger frente a estas últimas meningitis, Castilla y León se convierte en “la primera Comunidad en la aplicación de esta vacuna tetravalente”, remarca Montarelo aclarando que no hay variaciones en la periodicidad de la aplicación de las dosis. La primera dosis, a los cuatro meses, protegerá contra el serotipo C, pero las dosis que se apliquen a los 12 meses y a los 12 años, protegerán ya contra los 4 serotipos (ACWY).

Esta medida afecta a los niños nacidos a partir del 1 de enero de 2018, cuando cumplan 12 meses, y a los nacidos a partir del 1 de enero de 2007, cuando cumplan 12 años.

Protección reforzada La segunda novedad es la introducción a partir del presente mes de enero de una nueva vacuna frente al Virus del Papiloma Humano (VPH) que aumenta la protección frente al cáncer de cérvix en mujeres hasta un 90%, pasando de la vacuna anterior que actuaba frente a 4 serotipos, a la nueva que hace frente a 9 serotipos del VPH. Con el nuevo calendario, la vacunación se hará de forma individual cuando las niñas cumplan 12 años (como se hace con la varicela o el meningococo) y se aplicará una segunda dosis a los seis meses.

Entre la población adulta, cabe señalar que se refuerza la doble protección frente al neumococo, con dos tipos de vacunas a partir de los 65 años, con un año entre ambas dosis