manifestacion-8M
Mujeres y hombres de todas las edades participaron en la gran manifestación del 8 de marzo. / FOTOS: NEREA LLORENTE
Publicidad

Impresionante. Lo que se ha vivido esta tarde en Segovia es algo sin precedentes, según reconoció hasta la propia Policía Local. Nunca se había cortado el tráfico en la avenida de Padre Claret por una manifestación y esta tarde ha tenido que hacerse, porque más de 9.000 personas han secundado la manifestación convocada por la Asamblea de la Huelga Feminista del 8 de marzo —ya fueron más de un millar esta mañana las que se concentraron en la plaza de San Martín—. Un quinto de la población de Segovia (algo más de 52.000 personas según el último censo) ha salido a la calle y la ha tomado al grito de ‘Ista, ista, ista, Segovia es feminista’.

Hasta las organizadores estaban sorprendidas por el éxito logrado. Y no es para menos, porque pocas veces se ha visto la ciudad como se ha visto hoy —algunos recordaban otras manifestaciones como la del ‘No a la guerra’ o la que pedía la libertad de Miguel Ángel Blanco, pero hay que remontarse a quince y veinte años atrás—, con miles de voces coreando al unísono consignas en contra del machismo y en favor de la igualdad.

Encabezada por dos pancartas con los eslóganes ‘Si nosotras paramos se para el mundo’ y ‘Valientes, libres, diversas. El 8 M queremos derechos, no flores’, la marcha comenzó pasadas las siete de la tarde y pronto se vio que aquello era histórico. Hombres y mujeres de todas las edades unidos por un objetivo común: que la igualdad empiece a ser una realidad.

Durante una hora, la manifestación ha recorrido parte de la ciudad, consiguiendo que se fuera uniendo más gente, que todos corearan sus consignas, que nadie se quedara indiferente ante un movimiento feminista que consiguió calar ayer en todos los ámbitos de la sociedad, algo que no había sucedido hasta ahora.

Ya en La Cárcel, antigua prisión de mujeres, se ha leído un manifiesto reivindicativo fuertemente aplaudido, en el que se incidía en los cuatro ejes principales de la convocatoria: el paro en lo laboral, en el ámbito educativo, en el consumo y a la hora de cuidar a otras personas. El movimiento feminista ha alcanzado esta tarde todos estos ámbitos, pero seguirá hasta que cale de verdad en la sociedad y la igualdad sea un hecho.

Consignas que se corearon en la manifestación

«Paramos para avanzar»

«La lucha será de las mujeres»

«Nos queremos vivas y libres»

«Somos el grito de las que no están»

«Soy mujer, ni más ni menos»

«No soy una princesa, soy una guerrera»

«No quiero tu piropo, quiero tu respeto»

«Estamos hasta el culo de tanto tío chulo»

«La calle y la noche también son nuestras»

«De norte a sur, de este a oeste, la lucha seguirá cueste lo que cueste»

«Justicia para las mujeres»

«Nos deben una vida»