gatos-callejeros
En la ciudad hay distintas camadas de gatos callejeros que se van a vigilar para controlar su procreación masiva. / CRISTINA YUSTA
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia ha puesto ya en marcha el protocolo de actuación para controlar las colonias de gatos callejeros de la ciudad, consistente en la captura, esterilización y suelta de nuevo a su hábitat natural de los felinos. Para esta campaña, el Consistorio solicitó voluntarios y, a día de hoy, son 43 los que se han registrado para vigilar las colonias, según explica el concejal de Servicios Sociales, Igualdad, Sanidad y Consumo, Andrés Torquemada.

El objetivo de esta iniciativa, señala, “es evitar los problemas que algunos de estos gatos están originando, con lo que conlleva de problemas de salubridad, etcétera; y, por otro lado, hacer que todos podamos colaborar de una forma integradora y vivir en un espacio de una manera cómoda y saludable, dando también la oportunidad a aquellos amantes de los animales de que puedan implicarse en un proyecto que nos parece de interés en la ciudad”.

La campaña se ha iniciado en el barrio de San José y la calle de la Plata. En esta última “hay una colonia de en torno a doce gatos, y se está trabajando, se están capturando y esterilizando para devolverlos al hábitat natural, que es de lo que se trata”, cuenta Torquemada. Después se actuará en otras zonas, tanto en la ciudad como en los barrios incorporados y en la entidad local menor de Revenga.

Para ir determinando las zonas de trabajo, “es importante ver dónde existen voluntarios y en este momento la verdad es que se podría dar cobertura a todas las colonias que hay en nuestra ciudad. Se está haciendo de manera organizada, porque los voluntarios prefieren actuar en la zona por donde viven, porque les toca más de cerca y es más fácil la tarea”, apunta el edil. Una tarea que incluye dar de comer a los mininos, tener la zona limpia y acondicionada y controlar los gatos que hay en su colonia —el número, saber los que ya están esterilizados, etcétera—.

Además de los voluntarios, el Ayuntamiento cuenta con la colaboración de “la asociación La Gatera, que actúa en toda la provincia, y con las clínicas a las que se llevan los felinos y donde se procede a la esterilización, tanto de las hembras como de los machos”. Allí se les hace una señal —un corte en una oreja— para distinguir a lo animales que ya han sido esterilizados.

Por último, recuerda el edil que “se identificarán las diferentes colonias, con algún tipo de señal, para que se reconozca y se sepa que esa colonia está controlada por el Ayuntamiento de Segovia”.

REGULACIÓN De forma paralela a esta campaña de control, añade Torquemada, “tenemos que trabajar en la regulación, en una ordenanza que recoja las infracciones y sanciones que podrían imponerse en caso de incumplimiento, porque evidentemente ahora hay que apelar a la buena voluntad de la ciudadanía y a este protocolo que se ha puesto en marcha; pero con respecto al protocolo no se pueden considerar infracciones ni imponer sanciones”.

La ordenanza recogerá también los castigos que se pueden aplicar a la ciudadanía en general por tener actuaciones perjudiciales a esta campaña de control, como por ejemplo dar de comer a los gatos comida fresca, ya que eso podría atraer a otros animales, como roedores.

Compartir