Mario Monrós: “La innovación en la empresa es ley de vida”

El presidente de la compañía de consultoría Tactio asistió ayer en Segovia a la jornada ‘Innovación VS Resistencia al cambio’ organizada por la Federación Empresarial

374
Mario Monrós, presidente de Tactio, asistió a la jornada de trabajo en la FES. / kamarero
Mario Monrós, presidente de Tactio, asistió a la jornada de trabajo en la FES. / kamarero
Publicidad

Innovación frente a resistencia al cambio es el título de la jornada que ayer se celebró en la Federación Empresarial Segoviana (FES), y a la que asistió el presidente de la compañía de consultoría Tactio, Mario Monrós, un claro exponente de las nuevas estrategias empresariales que llevan a la consolidación de una compañía. Y la innovación es sin duda fundamental a la hora de afrontar un futuro con resultados positivos para una empresa. “Es ley de vida”, afirmaba ayer Monrós en declaraciones a esta Redacción, apuntando que en España “aún invertimos bastante menos que en Europa en I+D”.

Una explicación: “Somos igual de productivos, pero con muchas más empresas de tamaño reducido que en Europa, lo que las hace menos competitivas”. En su opinión, “estamos obligados a innovar, aunque seamos una empresa pequeña y tradicional”. Mario Monrós aseguraba ayer en Segovia que “innovar es invertir en tecnología y replantearse el modelo de negocio, considerando que hay otras alternativas”.

Estas nuevas formas de consolidar una empresa son las que Tactio muestra en las numerosas jornadas y conferencias que desarrolla en todo el país. Es una consultora estratégica que ayuda a conseguir objetivos potenciales a las empresas. El proceso de trabajo comienza con un análisis previo, con una evaluación de las circunstancias concretas que está viviendo una empresa: si hay fuga de productividad, si hay debilidades, etc. “Entonces se hace el panel de puntos débiles, y se fijan soluciones para la realidad de la empresa y las oportunidades que le ofrece el mercado. Esas soluciones se conciben en forma de proyectos, a través de una hoja de ruta, con una cronología y consejos teóricos a través de un consultor que se envía a la empresa y que lidera los cambios en equipo con el cliente”, explica Mario Monrós. Ese consultor se convierte en un directivo más de la empresa. “Cuando termina el proceso, después se trata de consolidarlo, con un año de seguimiento del funcionamiento de la empresa”.

TRAYECTORIA

Tactio ha cumplido ya once años, mostrando sus experiencias por toda España, con una plantilla de unas 140 personas. La jornada celebrada ayer con los empresarios segovianos es un ejemplo de la actividad que desarrolla Tactio, que suele ir acompañada de clientes que cuentan su experiencia a otros empresarios. Mario Monrós subraya “la soledad del empresario”, añadiendo que “es bueno ver experiencias de otros”.

El presidente de Tactio admite que hay cierto “recelo” en cambiar las cosas, en empresas pequeñas sobre todo. “Estos empresarios son prudentes, porque para ellos los cambios suponen entrar en terreno desconocido”. En su opinión, “existe la necesidad de cambiar de diagnóstico, en el sentido de aumentar las ventas y optimizar los procesos productivos”. Mario Monrós cree que “hay que salir de la costumbre y la tradición y poner en valor otras experiencias e intercambiar situaciones”. Y ese es el papel de Tactio, que ayer mostró a los empresarios segovianos, ayudar a conseguir objetivos potenciales.

En la jornada celebrada en la sede de la patronal segoviana, intervinieron: el presidente de la FES, Andrés Ortega; el gerente de consultoría de Tactio, Carlos Soto, y el director general de Javier Cámara S.L., Javier Cámara, que contó su testimonio después de más de sesenta años de innovación y cambio.