El escritor británico Ken Follett participó el año pasado en el Hay Festival Segovia. / Kamarero
Publicidad

“Se logrará seguro, antes o después”. Así de confiada se muestra la concejala de Cultura, Marifé Santiago, sobre la declaración de Segovia como Ciudad de la Literatura por la UNESCO. La baza, o una de las bazas que la capital segoviana juega ahora es la del centenario de la llegada de Antonio Machado en noviembre de 1919.

La Concejalía, junto a colectivos culturales de la ciudad, comenzó a principios de 2018 a trabajar en este proyecto que, a diferencia por ejemplo de la capitalidad cultural europea, no tiene un carácter competitivo, según Santiago.

“No es un concurso, realmente en cualquier momento Segovia puede ser Ciudad de la Literatura, pero lo que sí nos dijeron en su momento en la UNESCO es que no nos precipitáramos presentando la documentación, por ejemplo el año pasado porque la idea que yo tenía era soñar con alcanzar esa declaración este 2019 por el programa de Constelación Machado, y sin embargo es preferible esperar a celebrar el centenario porque eso es una razón para que se tenga en cuenta la candidatura”.

En este sentido, la edil anuncia que dentro de unos días está prevista una reunión con responsables de UNESCO en España “donde nos van a indicar cómo tenemos que presentar la candidatura y con suerte puede ser una de las actividades que surge de Constelación Machado y si no la vivimos este año, el que viene o en 2021”.

La Red de Ciudades Creativas de la UNESCO se creó en 2004 para promover la cooperación hacia y entre las ciudades que identifiquen la creatividad como factor estratégico de desarrollo urbano sostenible.

España cuenta con seis ciudades en la Red: Barcelona y Granada son Ciudades de la Literatura, Sevilla es Ciudad de la Música, Burgos y Denia, Ciudades de la Gastronomía y Bilbao Ciudad del Diseño.

Las 180 ciudades que actualmente forman la Red trabajan juntas hacia un objetivo común: posicionar la creatividad y las industrias culturales en el centro de su plan de desarrollo local y cooperar activamente a nivel internacional en la materia.

Asumen el compromiso de compartir buenas prácticas y desarrollar vínculos que asocien a los sectores público y privado y a la sociedad civil para reforzar la creación, desarrollar polos de creatividad e innovación y aumentar las oportunidades al alcance de los creadores y profesionales del sector cultural, así como mejorar el acceso y la participación en la vida cultural, en particular en beneficio de grupos desfavorecidos y personas vulnerables, e integrar plenamente la cultura y la creatividad en sus planes de desarrollo sostenible.

Requisitos

Para Santiago la ciudad cumple requisitos de sobra y solo con el Hay Festival podría lograrlo pero, además, cuenta con figuras como el propio Machado, María Zambrano, o el hecho de que la primera imprenta que hubo en España estaba en Segovia; incluso el número de editoriales por habitantes supera a Barcelona, que consiguió ser Ciudad Literaria, en gran parte, por esta producción creativa.