Mal mes para los galgos

El Centro Joven de Segovia acogió ayer el estreno del documental sobre la tragedia que viven estos animales durante febrero con el final de la temporada de caza.

10

Febrero, el miedo de los galgos», es el título del primer documental de Irene Blánquez, en el que narra la dramática situación que viven decenas de miles de galgos cada año en España al acabar la temporada de caza. El trabajo audiovisual fue estrenado ayer en el Centro Joven de Segovia.

El documental, autofinanciado, es el resultado de dos años de trabajo de filmación y edición en solitario de Irene Blánquez, y con el que se estrenó también Waggingtale Films, una productora creada por la joven directora catalana junto a la diseñadora gráfica Mabel Vicente. La productora tiene como objetivo llevar a cabo proyectos relacionados con la defensa del mundo animal y del medioambiente.

El hilo conductor del documental es Mila, una galga abandonada en un pueblo sevillano que teme fuertemente a las personas. Mila es rescatada y trasladada a Barcelona por la ONG SOS Galgos a la espera de recibir cirugía y empezar una nueva vida.

La caza de la liebre se practica en zonas rurales y expone al galgo a unavida de miseria y crueles entrenamientos. La temporada de caza acaba en febrero y el número de galgos abandonados en esta época del año se dispara. Al igual que Mila, la mayoría de ellos no supera los tres años de edad.

La película intercala entrevistas con animalistas y cazadores de liebres (galgueros). Se muestran, de este modo, las dos caras del mundo que rodea al galgo español: la explotación y el abandono masivo al terminar la temporada de caza y la esperanza de manos de protectoras y asociaciones como SOS Galgos.

Irene Blánquez debuta con un trabajo arriesgado y contundente en cuanto a contenido, que a su vez es acompañado por una cuidada fotografía y banda sonora. Con “Febrero, el miedo de los galgos” no solo sale a la luz la impunidad absoluta del maltrato y abandono animal por parte de algunos galgueros, sino que también se pone de manifiesto abiertamente una España negra que sigue inmersa en una realidad social desoladora.

El documental se encuentra ahora recorriendo el territorio español. Todo ello gracias al apoyo de protectoras y asociaciones que luchan a diario por la situación de abandono que sufren cientos de miles de perros en el país.

El éxito del público está siendo espectacular, tanto en grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, así como en pequeñas localidades rurales en las que el drama del galgo se vive como una realidad cotidiana.