Académicos de San Quirce aprovecharon para presentar el logo del Centenario de la Universidad Popular de Segovia. / Kamarero
Publicidad

Segovia ha renovado su homenaje a Antonio Machado un 22 de febrero, fecha de su muerte en el pueblo francés de Collioure en 1939, en el exilio, hace ahora 80 años. La ciudad celebra además este año el centenario de la llegada del poeta para ser profesor de Francés en su instituto. Otra efeméride a recordar es el que se considera primer homenaje a Machado en España después de su muerte por parte de intelectuales, en febrero de 1959 y en la misma pensión donde ayer se volvieron a oír algunos de sus poemas, entre versos de otros autores.

Para recordar a Machado, su obra literaria, es fácil encontrar motivos y la Academia de Historia y Arte de San Quirce, propietaria de la Casa Museo del número 5 de la calle de los Desamparados, ha querido este año hacer su propio homenaje especial, primero con el recitado por parte de varios académicos de algunos de sus proverbios y luego con la presentación del logo de otra conmemoración, la del centenario de la fundación de la Universidad Popular, pocos días antes de la llegada del poeta a Segovia, a la que se sumó enseguida.

Un año más, Juancho del Barrio, profesor y académico de San Quirce, actuó como maestro de ceremonias en un acto en el que la primera en recitar un poema fue la alcaldesa Clara Luquero, que eligió ‘El crimen fue en Granada. A Federico García Lorca’.

Por su parte, la concejala de Cultura, Marifé Santiago, explicó el motivo de un obsequio entregado a los asistentes, un librito con un artículo del pintor y académico de San Quirce Jesús González de la Torre, que el Ayuntamiento ha editado para recordar el homenaje a Machado en 1959 en Segovia, hace sesenta años, así como una reproducción del manifiesto que en ese momento firmaron entre otros quienes después fueron premios Nobel de Literatura, Vicente Aleixandre y Camilo José Cela, o cinco premios Cervantes, entre otros creadores.

A la cita no faltaron rapsodas como los del grupo de Sonsoles Novo en el Centro Senior Corpus de la Fundación Caja Segovia, así como alumnos de Bachillerato del Colegio Padre Claret y otros poetas y ciudadanos más o menos anónimos que se sumaron a esta ceremonia que discretamente preside en una esquina el busto de “Don Antonio” obra de Emiliano Barral.