Luquero dice que el presupuesto está hecho y podría aprobarse en 15 días

El Partido Popular reclama a la alcaldesa “que sea valiente y si de verdad están elaborados” los lleve como asunto de urgencia a la Comisión de Hacienda del próximo lunes

150

La alcaldesa, Clara Luquero, no oculta su enfado por la moción del Partido Popular que pide al Gobierno municipal socialista que elabore el presupuesto de este año para el Ayuntamiento. “Dice que lo presentemos para que nos digan que no. ¿Por qué no los presenta la Junta o las dos ciudades, León y Burgos, gobernadas por el PP y que no han presentado presupuestos? Nosotros hacemos lo más correcto”, afirma la regidora.

Sin embargo, asegura que si el Grupo Municipal Popular “muestra una sola intención de facilitar la aprobación del presupuesto con la abstención de un solo concejal en quince días yo convoco comisiones y un pleno y lo tenemos aprobado, porque está hecho, el documento está”.

Los populares califican estas declaraciones como “una desfachatez y una irresponsabilidad y falta de compromiso con los ciudadanos” e instan a Luquero “a que sea valiente y si de verdad están elaborados los presupuestos de 2019, los lleve como asunto de urgencia a la Comisión de Hacienda del lunes como tantas veces hacen con cualquier otro asunto, y si tienen que llegar a un acuerdo, que lo intenten y se lo trabajen”.

La portavoz del principal grupo de la oposición, Raquel Fernández, no entiende “cómo una alcaldesa, con doce concejales, se permite el lujo de decir que ‘como no hay viso de que ningún grupo político facilite la aprobación, estamos trabajando con el plan B’”, cuando lo que tenía que haber hecho, en su opinión, era haber trabajado para intentar elaborar unos buenos presupuestos para la ciudad, algo “que no han sido capaces de hacer”.

El plan B

La alcaldesa a su vez dice que la propuesta del PP, la moción que ha presentado al pleno que la corporación celebrará el viernes 1 de febrero, es una “barbaridad” porque ninguno de los cuatro grupos políticos de la oposición se ha mostrado receptivo a aprobar un presupuesto presentado por los socialistas, de ahí ese plan B, a través de una modificación presupuestaria que contempla un bloque de inversiones a financiar a través de un préstamo de 4,1 millones de euros.

Luquero utiliza argumentos muy similares a los que viene manteniendo en las últimas semanas sobre el presupuesto municipal para convencer al resto de la corporación de que facilite la aprobación de este bloque de inversiones, que incluye una de más de 2,5 millones de euros en el edificio CIDE del Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT), aunque al mismo tiempo dice que “no es lo mismo”.

El equipo de Gobierno mantiene que Intervención ha tramitado el expediente de la modificación presupuestaria, con los presupuestos de 2018 prorrogados, “para ese préstamo y los destinos de las inversiones”. La alcaldesa sostiene que “todos los ayuntamientos de España recurren a préstamos para ejecutar inversiones haya presupuesto o haya modificación, eso no cambia nada”.

“Vamos a intentarlo, nuestra obligación es intentarlo y hacer la llamada que he reiterado mil veces a la responsabilidad de los grupos políticos”, insiste.

Tanto la regidora como la portavoz del PP cruzan acusaciones de que unos y otros defienden intereses partidistas y no los de la ciudad.

En opinión de los populares, “si el PSOE hubiera querido buscar realmente el apoyo o como mínimo la abstención, hubiera hecho llegar toda la documentación con el tiempo suficiente como para haberla analizado y negociado, pero no ha sido así en ningún momento. Se han limitado a presentarnos dos folios únicamente y no es serio; no se puede reducir el presupuesto, el documento que marca la gestión municipal, a dos simples folios”.