06-1kama_Calle-San-Agustin-Obras_KAM6742
Las reparaciones puntuales en San Agustín han alcanzado esta semana este tramo de la calle. / Kamarero
Publicidad

La alcaldesa Clara Luquero culpa a la normativa estatal: la limitación de la tasa de reposición de empleados públicos y la “burocratización” que ha supuesto la nueva Ley de Contratos del Sector Público, del alargamiento de los procedimientos para ejecutar obras en la ciudad.

A la pregunta de por qué se han demorado tanto proyectos como el de renovación de redes y asfaltado en un tramo del paseo de Ezequiel González, la regidora responde que “no es que se retrase, es que las administraciones tienen unos tiempos que marca la Ley de Contratos que hay que cumplir pero sí, hay que reconocer que en estos últimos años, yo he hablado con alcaldes y están todos desesperados porque los procedimientos se han ralentizado”.

Explica que con la tasa de reposición limitada el Ayuntamiento ha perdido recursos humanos en diferentes áreas municipales “y ahora es cuando se está viendo”. A esto se suma que, tras la entrada en vigor de la citada Ley de Contratos “para arreglar una gotera, que cuesta cien euros, hay que hacer primero un expediente administrativo”, indica, al tiempo que comenta que entre alcaldes, por ejemplo los de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad, algunos llegan a decir, en comentarios de pasillo, que esa normativa se ha aprobado para que los ayuntamientos no gasten “porque muchos expedientes se alargan tanto que no se ejecutan a tiempo y entonces se reduce el gasto”.

En el caso de las obras pendientes en Ezequiel González, que la alcaldesa avanza que comenzarán muy pronto, hay que sumar que se costearán con remanentes de Tesorería. Eso ha supuesto, “primero declarar remanentes, después declarar la obra financieramente sostenible, luego hay que hacer el anteproyecto o la memoria valorada, aprobarla, iniciar la licitación, adjudicarla y luego puede pasar un mes hasta que se firma el contrato”.

Asegura Luquero que en este momento hay muchos proyectos moviéndose de forma simultánea en los departamentos municipales, además de la ejecución de la urbanización integral de San Juan, que asegura “está en plazo” —es de siete meses, por lo que tienen que concluir a mediados de enero— y las reparaciones puntuales de baches o hundimientos en la calle de San Agustín, una actuación que recuerda no es integral, aunque añade que sí está proyectado así “de cara al futuro”.