10_1_accidente-kam
El accidente tuvo lugar en el tramo de Vía Roma más próximo a la plaza de la Artillería. / KAMARERO
Publicidad

La alcaldesa ha recibido críticas de la oposición, del comité de empresa de Urbanos de Segovia y de la propia conductora involucrada en el accidente ocurrido en Vía Roma el día 14 por las declaraciones que hizo en rueda de prensa dos días después, en las que afirmó que todo apuntaba a un error humano. Casi dos semanas después, al ser preguntada sobre si se arrepiente, responde negativamente: “Me ratifico totalmente en lo que dije”.

La conductora, con la que El Adelantado ha hablado esta semana, ya conocía esa respuesta, pues es la misma que obtuvo en la reunión que mantuvo el lunes con Luquero en el Ayuntamiento.

“Nosotros hemos actuado de buena fe —en esa reunión estuvo acompañada de su pareja, en quien se ha apoyado desde el accidente— , se le pidió que rectificara esa declaración porque me estaba destrozando, me busca la ruina moral y laboral, al igual que las del presidente de Asetra (la patronal del transporte) en un medio de comunicación. Hemos ido con educación a pedirlo, y de buenas maneras, pero si no nos hacen caso tomaremos medidas legales, todas las acciones legales que sean necesarias porque esto no deja de ser una campaña difamatoria hacia mi persona”, sostiene esta mujer que hasta el momento prefiere que no se revele su identidad.

La regidora se mantiene en sus trece y dice que cuando compareció el 16 de agosto en la Sala de la Biblioteca de la Casa Consistorial, acompañada por el concejal del área, Ramón Muñoz-Torrero, y por el jefe de la Policía Local, Julio Rodríguez Fuentetaja, “entre otras cosas dije que la investigación seguía su curso, que teníamos constancia de que no había fallo mecánico, por lo que se vio en ese momento y dije que se estaban investigando, creo recordar, otras posibles causas, y que en ese momento de la investigación todo apuntaba a un error humano”.

Sobre las declaraciones de la conductora, Luquero reitera que “a los comentarios de esta persona no voy a responder porque sé que lo está pasando francamente mal”.

Por su parte, la aludida en este caso cree que “la alcaldesa quiere cubrirse bien las espaldas porque la puede caer una muy gorda, al final es la responsable de los autobuses, como servicio público que es”.

Investigación rigurosa

La responsable municipal mantiene que “toda la documentación que sea necesaria o tenga interés para esclarecer lo sucedido está dentro del proceso de investigación” y añade que el equipo de Gobierno lo hará público cuando pueda, una vez finalice y si cuenta con el permiso del juez.

Añade que es un proceso “muy riguroso” porque en el accidente hubo heridos y es una investigación judicial. “No se trata de un incidente de otro tipo en el que el jefe de la Policía se limita a hacer un informe para la alcaldesa contando lo sucedido y cuáles son las causas”, puntualiza.

El contrato se cumple

Luquero, que insiste en que este tema “se está utilizando de manera partidista y desgraciadamente algunos no tienen problema en utilizarlo en beneficio interesado”, sostiene que el Ayuntamiento tiene la obligación de que la empresa concesionaria cumpla la normativa y las condiciones del contrato “y lo está cumpliendo”.

Explica que en julio ha cumplido, por ejemplo, con el kilometraje establecido en todas las líneas al 99,9%, “eso no sucede ni con una flota renovada al cien por cien”, dice, aunque reconoce que son datos facilitados por la empresa, “el Ayuntamiento no está prestando directamente el servicio”, aclara.

Como se recordará, se trata de un contrato de gestión interesada, por el que Ayuntamiento y empresa participan en los resultados y riesgos de la explotación del servicio proporcionalmente.

La empresa “ha constatado” la seguridad de los autobuses

La alcaldesa informa de que ha solicitado a la empresa concesionaria un documento, que ya obra en su poder, donde “constata” que los autobuses cumplen “las condiciones de seguridad necesarias”.

En relación a las declaraciones que sobre el estado de la flota de vehículos de Urbanos de Segovia, concesionaria del servicio de transporte público, se han vertido desde el comité de empresa o por parte de grupos políticos de la oposición, la regidora insiste en que el Gobierno municipal ha exigido garantías por escrito “de que cumplen todas las normas de seguridad para que sean seguros tanto para los profesionales que trabajan en ellos, los conductores, por supuesto para los pasajeros, para los peatones en la ciudad y para otros vehículos que circulan”.

Sobre la hoja o parte de incidencias del autobús accidentado el día 14, que recoge varios fallos o problemas previos, Clara Luquero dijo que “entra dentro de la relación entre trabajador y empresa y, evidentemente, ahí no me voy a meter pero todo lo que tiene que estar estará en la investigación, no tengo ninguna duda.

Compartir