Los universitarios se acercan a los próximos avances tecnológicos con el ciclo ‘La Informática del Futuro’

Los trabajo de investigación sobre los que se sustentan los cambios que se avecinan serán descifrados en el curso que comienza mañana.

Durante los últimos años, la tecnología ha ido evolucionando a un ritmo frenético hasta convertirse en un miembro de más de nuestras familias. Cada día es más común dialogar con jóvenes que no conocen una vida sin Internet, teléfonos móviles (sustituidos ya por los innovadores teléfonos inteligentes: smartphones) u otros dispositivos electrónicos de uso habitual. Sin embargo, la realidad no era así tan sólo 15 o 20 años atrás. Por aquel entonces, sólo las películas de ciencia-ficción podían vislumbrar algunas de las realidades que hoy forman parte de nuestro día a día. Por ejemplo, ¿quién podría pensar, a finales del siglo pasado, que caminaríamos por la calle mientras conversamos y miramos a una persona que está en el otro lado del mundo? Actualmente, sólo necesitamos un dispositivo móvil 4G y un software de videoconferencia para conseguir algo así.

Es un hecho que vivimos en una época marcada por una revolución tecnológica, que se apoya fuertemente en el uso globalizado de la Web. A pesar de ello, en muchas ocasiones no somos conscientes del desarrollo e implantación de nuevos productos o dispositivos. Cuando nos percatamos de ello, ya están sentados a nuestra mesa y, por tanto, pasan a hacerse un lugar en nuestros hábitos de vida.

Todos estos avances, que observamos como usuarios de sistemas, se sustentan en el trabajo de investigación llevado a cabo en diferentes ámbitos de nuestra sociedad. Laboratorios de investigación, universidades, organizaciones y empresas, de diferente naturaleza, son actores principales en la mayoría de los avances tecnológicos que llegan a nuestras manos. Sin embargo, la actividad de estos agentes no siempre se conoce en la sociedad.

Por este motivo, desde la Escuela de Ingeniería Informática de Segovia (Universidad de Valladolid) emprendemos, por segundo año, la realización de ciclo de conferencias: “La Informática del Futuro”. Este ciclo, que dará comienzo el jueves 19 de febrero, presentará algunos resultados de investigación que pueden constituir la base de algunos de los productos o servicios que llegarán a nosotros en los próximos años.

La conferencia inaugural, impartida por Diego Seco (Universidad de Concepción, Chile), se adentrará en un campo de gran relevancia: las redes sociales. Esta conferencia, de título “¿Qué podemos aprender en la Web social?”, presentará a los usuarios de las redes sociales como productores y consumidores de información en servicios tan conocidos como Facebook, Twitter o Flickr. Todos ellos comparten el hecho de que “el conocimiento surge automáticamente de los datos”, dado que dichos datos no son más que una manifestación globalizada de los pensamientos u opiniones de los usuarios.

A pesar del indudable valor de este conocimiento, su obtención se vuelve un problema complejo al considerar el volumen de los datos generados en estas redes sociales. Por ejemplo, en Twitter se generan en torno a 500 millones de tweets al día. En este escenario, se requieren soluciones avanzadas que permitan procesar de manera eficiente semejantes volúmenes de datos utilizando los recursos de cómputo disponibles. La investigación en este área ha avanzado en los últimos años gracias al desarrollo de las conocidas como estructuras de datos compactas (eficientes en espacio). Durante la conferencia, se describirá una nuevo tipo de estructura compacta que permite afrontar los problemas de escalabilidad indicados para las redes sociales. Esta técnica, pionera en el ámbito tecnológico, se dará a conocer a la comunidad científica en la Data Compression Conference, que se celebrará en Estados Unidos en el próximo mes de abril.

La descripción del resto de conferencias impartidas en el ciclo, así como cualquier otra información de interés relacionada con el mismo, está disponible en la página web de la Escuela de Ingeniería Informática: http://inf5g.uva.es.

Miguel A. Martínez-Prieto y Aníbal Bregón

Departamento de Informática

Escuela de Ingeniería Informática – Campus de Segovia

Universidad de Valladolid