Los sastres del jardín

El IES María Moliner decora sus accesos esta primavera vistiendo los troncos de sus árboles con prendas de lana, tejidas en los recreos por un grupo de alumnos y profesoras

8

El instituto María Moliner ha resaltado las manifestaciones naturales de la primavera en el jardín de acceso a sus instalaciones vistiendo los troncos y ramas de los árboles con coloridos trajes de lana.

Los vestidos de lana han sido diseñados y confeccionados por un grupo de profesores y alumnos que se juntan en los recreos los martes y los miércoles en el taller de punto y ganchillo. Se trata de una de las múltiples actividades complementarias que forma parte de un amplio plan de iniciativas que aglutina más de un centenar de propuestas sobre salud, manualidades, convivencia, medio ambiente, arte y deporte.

El grupo de tejedores está liderado las profesoras Asunción Bernabé Llorente y Dolores Camiruaga Cuencas y reforzado por una decena de integrantes, sobre todo alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), que se relajan y aprenden en el tiempo de descanso, entre las clases, practicando el manejo de las agujas para así confeccionarse gorros, bufandas, cuellos de lana…

Conscientes de la sensación de confort y familiaridad que transmiten las prendas de lana han querido compartir y regalar sus habilidades a sus compañeros. Ya lo hicieron con éxito hace dos años, y de nuevo repiten esta primavera.

No buscan tanto exhibir sus destrezas sino trasmitir buen rollo, según indican estos artistas segovianos del grafiti de lana como se conoce ya en medio mundo este tipo de manifestaciones. Para esta exposición al aire libre eligen las piezas más coloristas y atractivas a la vista con el fin de trasmitir alegría a todo aquel que llega al instituto, según comenta Asunción Bernabé. Dicen las tejedoras del jardín del María Moliner que su iniciativa no responde a ningún movimiento cultural o ciudadano, pero sin querer han estirado la cadena mundial del yarn bombing y han traído hasta Segovia el urban knitting .

El grafiti lanudo es para unos un arte urbano y para otros una exhibición de manualidades anticuadas, pero en todo caso este bombardeo de hilo y lana, que consiste en abrigar árboles y revestir elementos del mobiliario urbano gana presencia día a día en las ciudades españolas.