Los productores de porcino esperan que la UE preste medidas de apoyo

La Lonja de Segovia registró ayer una nueva sesión de bajadas en los cerdos mientras llas granjas acumulan pérdidas económicas y la producción de carne ha estado en aumento

0

A finales de noviembre el precio de la Lonja de Segovia del cerdo selecto se encontraba a 0,97 euros el kilo vivo. Y así se encuentra actualmente. “Hace años que no veíamos un precio y una situación tan comprometidos. Quince semanas consecutivas de descensos que empezaron el 13 de agosto y que acumulan más de 27 céntimos de bajada. Se trata de un escenario totalmente desalentador. Lo peor de todo es que desconocemos hasta donde llegaremos”, asegura Carlos González, presidente de la Lonja de Segovia.

El volumen de matanzas del mes septiembre, aún siendo la más alta de la historia para este mes, marcó un corto aumento (+1,5%) respecto a septiembre del año pasado: si se tiene en cuenta que el aumento medio de matanza en 2015 ronda el +6%, la matanza de septiembre se ha quedado claramente por debajo…, lo que se ha reflejado en la fulminante escalada de los pesos (+5 kilos de agosto a septiembre).

El acumulado de matanza de estos nueves meses se anota otro récord: casi 34,2 millones de cerdos. Esto supone 2,2 millones de cerdos más que un año atrás (una media de, cada mes, 245.000 tn más que en 2014). Comparando con su promedio de 2010-2014 para este mismo período, el aumento es de 3,1 millones de cerdos más ahora. Paralelamente, el total de carne producida crece un +7,6% (los pesos están siendo muy altos todo el año, excepto en julio y agosto). En total, España lleva producidos 2,86 millones de toneladas en el año 2015.

Todos los mercados europeos están bajo presión; las producciones nacionales han aumentado en todas partes (en el primer semestre de este año en España se han sacrificado un 7% más de cerdos que en el año anterior, en Alemania también se ha crecido) y la única solución para colocar los excedentes resulta ser la exportación fuera de las fronteras de la UE, los denominados terceros países.

Los Estados Unidos son el segundo productor mundial de porcino. Su precio por kilo en canal es actualmente inferior al precio español en vivo. EEUU intenta compensar el dólar fuerte con bajadas importantes del cerdo para poder competir en Asia y recuperar cuota de mercado. Canadá camina en paralelo de su hermano mayor del Sur.

Por su parte, China reduce su cotización semana tras semana desde septiembre, mientras Brasil aprovecha el vacío creado en Rusia por el veto (más político que otra cosa) a Europa y America del Norte. Los países que son los grandes compradores de Asia (Japón, Corea, la misma China), compran los justo, están a la espera, sin decidir sabiendo que cada semana tienen mejores precios.

Es más que probable que las autoridades europeas decidan emprender una operación de almacenamiento privado de porcino, con primas más interesantes que la última. Todo indica que a partir de la primera semana de enero estará en marcha esta posibilidad. “Se trata de un triste remedio paliativo, sin lugar a dudas insuficiente”, dicen los ganaderos.

Todos los productores europeos sin excepción sufren pérdidas en sus explotaciones. En España, se estima que el precio de coste medio es de 1,12 euros/kilo vivo. De este modo son ya ocho las semanas de pérdidas de modo que la situación es grave para el productor, con unas pérdidas de 3.000 euros/semanales en explotaciones de 500 cerdas en ciclo cerrado.

Se acercan los festivos de Navidad con el consiguiente atraso del ganado, lo cual hará que suban de nuevo los pesos medios, los cuáles ya están en niveles de record y pasadas las fiestas comprobaremos hasta donde habrán crecido.

En el cerdo graso con un mercado más local, aunque se ven arrastrados por los precios del verdeo, en algún céntimo, las perspectivas no son tan malas, los pesos están dentro de lo normal y se mata con fluidez. En el sector del cochinillo, ya de cara a la Navidad, los precios se mantienen altos y firmes, aunque no debemos olvidar que existe en el mercado un tipo de distinto quizás al que nuestros ganaderos elaboran con precios en origen sobre los 18 euros.