Los exconsejeros aseguran que fueron ‘manipulados’ para aprobar el préstamo

En su declaración ante el juez el exsecretario del Consejo Miguel Angel de Vicente indicó que los integrantes del órgano rector de Caja Segovia conocieron después del acuerdo que la hipoteca incluía varios inmuebles más además del Torreón.

0

“Manipulado, engañado e indignado” fueron las tres palabras con las que el exsecretario del Consejo de Administración de Caja Segovia, Miguel Angel de Vicente resumió el sentimiento de los exconsejeros de la entidad de ahorro que declararon ayer como imputados por el “caso Navicoas”, donde aseguraron ante el magistrado responsable del Juzgado número 5 de la capital desconocer que se estuviera utilizando el Torreón de Lozoya como aval para el préstamo con el que sufragar la deuda tributaria de la sociedad participada por la extinta Caja de Ahorros de Segovia.

La declaración de De Vicente fue la primera de una mañana muy intensa en la sede del juzgado de instrucción número cinco, por el cual pasaron siete de los 11 exconsejeros que presentaron la denuncia por un presunto delito societario en 2012, y cuyas manifestaciones a los medios de comunicación fueron avaladas por el resto de sus compañeros.

De Vicente manifestó que “los hechos han demostrado que si no llega a ser por el ejercicio de responsabilidad que hicieron determinados consejeros hoy no estaríamos aquí, y lo que hemos venido a hacer es el correlato de los hechos según lo trasladamos ya en el escrito de la Fiscalía, así como a dar explicaciones sobre las aportaciones documentales que aparecen en el expediente, algunas de las cuales desconocíamos cuando tomamos esos acuerdos”.

En este sentido, el exsecretario aseguró que “la sorpresa” que se llevaron tras la reunión de julio no se limitó a la inclusión del Torreón como aval: “También aparecían siete, ocho o nueve inmuebles más hipotecados, cosa de la que teníamos absoluto desconocimiento por parte del Consejo y que hemos visto ahora, cuando nos hemos personado y hemos tenido acceso a la escritura”. Añadió que en las votaciones “nunca hubo consignas de carácter político” y, de nuevo, sostuvo ante el juez y después ante los periodistas que las actas “no reflejan la literalidad de los acuerdos”.

Sobre la hipoteca del Torreón, De Vicente ratificó su versión inicial y reiteró que “ni yo ni el resto de compañeros que éramos conscientes de que se hiciera una hipoteca específica del Torreón, ni tampoco de otros ocho o nueve inmuebles. Nos hemos enterado ahora, cuando hemos tenido acceso a los autos, que se han puesto en marcha precisamente por la incomodidad que teníamos determinados consejeros porque creíamos que no se habían hecho las cosas como se habían acordado”. Además, añadió que “nunca se dio al Consejo un listado de las garantías que se iban a aportar, ni se le dio un listado ni se le dijo la relación de inmuebles”.

Entre las aportaciones documentales que los exconsejeros denunciantes dicen que desconocían, destaca un informe del bufete de abogados Emilio Fuentetaja Sanz que rechazaba que Caja Segovia asumiera la deuda tributaria de Navicoas porque, en todo caso, le correspondía a Bankia como una parte más del proceso de integración. Y sin embargo, señalan que sí se les facilitó otros informes favorables a hacerse cargo de ella.

El abogado Andrés Herzog, responsable del área de Justicia de Unión, Progreso y Democracia valoró también la declaración del dirigente del PP, aunque precisó que el resto de consejeros declarantes coincidieron en las líneas maestras esbozadas por De Vicente. Así, indicó que en su declaración, el exscretario de Caja Segovia aseguró que los consejeros que aseguran que eran conscientes de lo aprobado “han faltado a la lealtad necesaria al Consejo, dulcificando un acuerdo que no estaba nada claro”, según informa Ical.

Herzog confirmó que todos coincidieron en destacar que se les ocultó informes, “en concreto uno de un gabinete jurídico, Fuentetaja, que parece ser que ya estaba emitido antes del 26 de marzo, que es cuando se acuerda asumir la deuda tributaria, y que viene a decir que Caja Segovia no estaba obligada a responder de esa deuda, y que en su caso el responsable era Bankia”, relató. “Ese informe todos han coincidido en decir que se les oculta y que sin embargo se hace referencia verbal a otros que avalaban la tesis contraria, como uno de Garrigues. Eso es lo que vienen a presentar como justificación de ese engaño del que se sienten víctimas esos consejeros”. Además, apuntó que los exconsejeros

El letrado de UPyD también apuntó que los exconsejeros denunciantes relataron ante el juez las dificultades que tuvieron para intentar obtener “la copia literal de las actas”, y que después de la reunión de julio, la última que celebró el Consejo de Caja Segovia, “dicen que se enteraron de que había unas grabaciones que han coincidido en manifestar que desconocían. Eso es lo que, según ellos, justifica que tardaran tanto tiempo (unos cinco meses) en presentar la denuncia”, resumió.

Para Herzog, ahora “el núcleo de la cuestión” se centra en “saber si la otra parte del Consejo realmente eran consciente de que Caja Segovia no tenía que hacer frente a esa deuda tan importante”. “Es una cuestión técnica pero muy importante, si de alguna manera se forzó esa decisión, sabiendo, o anteponiendo, sus intereses personales a los de la caja”.

En cualquier caso, la instrucción apenas acaba de empezar: “Es importante que pasen algunos testigos, en concreto directivos de la Caja que conocían muy bien la relación con Navicoas; luego hay pruebas documentales que también se pueden pedir y en función de eso se verá cómo evoluciona”, concluyó el abogado de UPyD.