Los excelentes novillos de la ganadería El Cortijillo colaboraron al éxito de los toreros

Buen festival taurino con gran faena de Miguel Tendero, secundado por Eugenio Pérez, Javier Herrero y Gómez del Pilar y en buen tono el rejoneador Pascual Pereira

5

La bicentenaria plaza de toros de Segovia abrió sus puertas que aún no chirrrían y que desean ese ritual con mayor frecuencia, para ofrecer en su seno el primer festejo de la temporada capitalina, preámbulo de la corrida de toros del próximo sábado que se anuncia con un cartel muy atractivo del gusto del buen aficionado. Toros de Marqués de Quintanar, encaste Nuñez y que pastan y se crían en tierras segovianas, término municipal de Cabañas de Polendos, para la terna formada por Leandro, el estilista, clasicista y torero de élite, Morenito de Aranda, con un oreo de exquisito concepto y alta valoración y David Mora en sazón de torero de arte y ensayo, grande ya por méritos propios y figurante en las mejores ferias y carteles.

El poco público asistente deja una duda en la mente del aficionado, sin entenderse del todo esa acusada ausencia, si es por razones del propio cartel en sí, por la situación económica, por la falta de costumbre o por todo ello en compendio. Pero creo que el esfuerzo, la valentía del empresario y los toreros actuantes merecían una mayor atención.

PASCUAL PEREIRA. El rejoneador de el Álamo monta primorosamente, torea de manera excelente con las “dos pistas”, los quiebros o la pirueta, es decir, conoce y practica los básicos movimientos del toreo a caballo en su magna expresión. Templó muy bien la embestida del que abría plaza con galopadas en corto y dejando bien colocado al novillo en suerte. Clavó con esmero, prontitud y lucimiento en la suerte del quiebro, así como dos palitroques de los cortos. Alardes ecuestres que gustaron mucho al cónclave, las cosas bien hechas y con técnica aplicada a la especialidad. Mató mal perdiendo los trofeos.

EUGENIO PÉREZ. El alicantino hermano de El Renco, es torero de fino corte con facetas de toreo muy ortodoxo por lo correcto. El percal fue receptor de la embestida del morlaco por verónicas. La flámula bien manejada provocó fuertes aplausos al torear en redondo, pausado y templado. Hubo momentos de intensidad emotiva al ligar varias series de naturales abrochados por largos pectorales. Compuso vistosa faena que terminó con ayudados por alto. Cortó una oreja.

MIGUEL TENDERO. Volvió a reverdecer laureles segovianos ya precedidos por tres triunfos consecutivos en Cantalejo los años 2010, 2011 y 2012 con respectivas salidas en hombros. Excelentes lances a la verónica entre olés. Muy buenos los muletazos en redondo componiendo la figura y ligando con precisión, esmero y estética figurativa. A pies juntos engranó una tanda entre música y olés. Se jalea su toreo de filigrana por sutileza y torería suprema. Naturales realmente de limpia imagen y repetidos en paralela armonía con la quietud y el temple. Gran faena refrendada con una magnífica estocada. Dos orejas.

JAVIER HERRERO. Estuvo muy torero y dispuesto desde el capoteo inicial con olés al toreo fundamental por ambos pitones. Engarzó muletazos muy ceñidos llevando al novillo bien toreado, dándole sitio, distancia y refrendo. En el platillo encandió al respetable con series en redondo, baja la mano y circulando el recorrido. Naturales vistosos y en conjunto muy buena faena coronada con estocada y dos descabellos. Oreja.

GÓMEZ DEL PILAR. Tiene hechuras de buen torero aunque le falta técnica para solventar la papeleta que le presentó el de El Cortijillo, un novillo con genio pero noble en su embestida. Lances de buen concepto, trasteo torero y pasando a mayores, muletazos acelerados con credencialm de valor y mérito por la carencia de recursos. Estuvo bien con fases de buen toreo y momentos de ciertos apuros que supo solventar. Mató mal siendo ovacionado.