Los abogados piden la reforma de la Ley de Justicia Gratuita

El Consejo General de la Abogacía Española asegura que la asistencia gratuita “no es una actividad de mercado” y reclama que el turno de oficio tenga una retribución justa.

1

La Abogacía Española reclama una nueva Ley de Justicia Gratuita que escuche su voz y mejore el servicio, un servicio que, insisten, es público y que «no es una actividad de mercado», sino uno de los Derechos Fundamentales de la ciudadanía recogidos en la Constitución. Esta fue una de las principales conclusiones de las V Jornadas de Asistencia Jurídica Gratuita organizadas por el Consejo General de la Abogacía Española, que reunieron en el Parador de Segovia a cerca de 200 profesionales del derecho de toda España para analizar la problemática del colectivo.

El presidente de la Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita del Consejo General de la Abogacía Española, Antonio Morán, expuso las conclusiones de las jornadas, donde los letrados fueron críticos con la forma en que las administraciones reconocen el trabajo de los letrados del turno de oficio y el esfuerzo de los Colegios de toda España.

Así, Morán recordó que la actual Ley data de enero de 1996, periodo en el que la situación social, económica y jurídica del país ha cambiado sustancialmente, mientras que las reformas emprendidas hasta ahora no han sido de suficiente calado.

En este sentido, las conclusiones de las Jornadas proponen la simplificación de los trámites y eliminación de burocracia, que convierte en ocasiones la solicitud de la Justicia Gratuita para los ciudadanos en «una carrera de obstáculos» para saber si tiene derecho. Piden, además, que se garantice la cercanía de los abogados a los ciudadanos en sus demarcaciones territoriales, así como poner fin a la inseguridad jurídica que sufren los Colegios y letrados de oficio ante la proliferación de normativa de desarrollo que en ocasiones se contradice, a través de normas claras y concretas.

Por último, reclaman la dignificación de la labor del abogado, a través de unas retribuciones justas y ponerle coto a la variedad de retribuciones dependiendo del territorio. Al respecto, recordó que un letrado de oficio cobra de media 125 euros en España por ocuparse de un caso a través del turno, y que el coste medio por ciudadano de la Justicia Gratuita en este país es de cuatro euros.

“No se trata de que el Colegio preste caridad a quien no tiene medios», dijo el presidente de la Comisión de Justicia Gratuita del CGAE, “porque el ciudadano tiene el derecho, y cuesta imaginar que el Colegio de Médicos tuviera que pedir una derrama entre sus colegiados para sufragar el coste del anestesista en una operación, pero esto en la Abogacía, existe».

Así, recordó que algunas administraciones se demoran años en pagar a los abogados de oficio su trabajo y reflexionó sobre que a los gobiernos “no les resulta rentable la Justicia, porque no da votos, pero no estamos viviendo en un país del tercer mundo”.